Puebla, Pue. El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Puebla, Gabriel Covarrubias Lomelí, admitió que el 2019 fue un mal año para las empresas poblanas en generación de empleo y crecimiento, atribuyéndolo a la incertidumbre económica en el país y el ambiente delincuencial local.

Explicó que las firmas socias tuvieron que cambiar los planes relacionados con inversiones que habían elaborado a finales del 2018 para aplicarlos en 2019.

Covarrubias Lomelí confió en que en el 2020 la economía se reactive para los sectores químico, plástico y mueblero.

“Este año la industria se ha visto seriamente afectada por diversas razones, como el no crecimiento de la economía a nivel nacional, eso ha sido un retroceso importante, también motivado por el tema mundial que ha impactado en nuestro país”, dijo el líder empresarial.

Sostuvo que las industrias que trabajaron en proyectos de innovación no recibieron apoyos públicos, desconociendo las razones pese a que cumplen con los requisitos de convocatorias para acceder a estos beneficios.

Indicó que 2019 estaba previsto por algunos de sus socios para crecer en infraestructura y fortalecerse en la plantilla laboral, pero después de un balance del primer trimestre se percataron de que no había condiciones, al no ver mejoras en ventas.

Covarrubias Lomelí refirió que no habían visto en los últimos cinco años “un freno de esa magnitud al crecimiento y economía de la industria local”.

Inseguridad sigue afectando

Mencionó que a esa situación hay que agregar la inseguridad, que no es un tema menor, ya que implica pérdidas importantes.

Comentó que tienen una percepción distinta a las autoridades sobre la incidencia, asegurando que no ven una reducción de la misma en lo que va del presente año, porque también las empresas ya no quieren denunciar por la falta de respuesta.

[email protected]

kg