Puebla, Pue. Comercios en esta ciudad fomentarán las compras de extranjeros en calidad de turistas con la devolución del 10% del Impuesto al Valor Agregado (IVA), tal como lo hacen establecimientos del Distrito Federal, Jalisco, Los Cabos y Puerto Vallarta, que tienen vínculos con la empresa Yvesam, la cual está avalada por la Secretaría de Hacienda federal.

El director de gestión y estrategia de la firma, Uriel Miranda Zavala, comentó que desde 2006 se ofrece este esquema para incentivar el consumo de turistas de otros países, cuando sus compras son superiores a los 1,200 pesos facturados.

Dijo que a partir ayer los negocios inscritos al esquema están ofreciendo los descuentos en esta ciudad, mientras que a nivel nacional se tiene un padrón de entre 800 y 900 participando.

En el caso de los establecimientos locales, explicó que de los que están en la plaza comercial Angelópolis, ubicada al sur y que una de las más exclusivas, el 70% de éstas están asociadas a Yvesam, así como otras que se encuentran en el Centro Histórico.

Puntualizó que la empresa tiene la concesión por diez años, la cual otorgó el Sistema de Administración Tributaria (SAT), con el propósito de fomentar el consumo extranjero a cambio de la devolución de un porcentaje del IVA.

Destacó que los negocios afiliados no tienen que pagar algo por participar en el programa, ya que la firma obtiene una comisión del 35% de lo que se devuelve en IVA al turista.

Aclaró que para otorgar el beneficio se pide al visitante extranjero que presente su forma migratoria y el pasaporte, cuya devolución del porcentaje se hace en un periodo de máximo de 40 días vía depósito bancario.

Dijo que en Europa, Sudamérica, Sudáfrica y Australia este tipo de programa se lleva implementando desde hace 40 años.

Refirió que el año pasado en México se tuvo ingresos de 160 millones de pesos por este concepto con las empresas afiliadas, por lo que a Puebla puede resultar positiva su aplicación.

En cuanto a los ingresos que pueden percibirse por los comercios poblanos, dijo que aun no se tiene una proyección, ya que esperarán los primeros meses de funcionamiento.