Alrededor de 50 empresas exportadoras con operaciones en los estados de Querétaro y Guanajuato deberán buscar alternativas para que sus costos de operación no se eleven, tras no lograr la certificación para exentar el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las importaciones temporales.

Ricardo Zaldumbide Ceceña, presidente en Querétaro del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), expresó que se trata, en su mayoría, de pequeñas y medianas empresas que no se regularizaron ante Hacienda, y por ende no tendrán el beneficio de la recuperación del IVA.

El Comce, informó, busca que estas empresas puedan participar en algunas negociaciones para su regularización.

El tema es complejo para las empresas que no han cumplido, pero es alentador para las empresas que están cumpliendo, porque la devolución del IVA se está dando en tres categorías , mencionó.

Por el momento, indicó, estas empresas deberán pagar el IVA al momento de importar, al no contar con el beneficio de la devolución de este impuesto.

Hay una serie de elementos que la ley permite, y la empresa que esté en orden logrará regularizarse. Muchas han demostrado desinterés porque definitivamente no estaban cumpliendo, incurriendo en una modalidad de defraudación fiscal (...), fundamentalmente son empresas pequeñas y medianas , expuso Zaldumbide Ceceña.

Según lo establecido en la reforma fiscal, las empresas con Programa de Industria Manufacturera Maquiladora y de Servicios de Exportación (Immex) interesadas en no cargar con el IVA a las importaciones temporales debían certificarse ante la autoridad hacendaria.

Cumplimiento

De acuerdo con el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), en Querétaro casi 85% de las empresas manufactureras con Programa Immex obtuvo la certificación.

Enrique Castro Septién, presidente de la asociación de Index Querétaro, recordó que las empresas que no completaron u obtuvieron la certificación tendrán que hacer uso del sistema de fianzas.

Hay una serie de empresas que no cumplen con las características que están pidiendo para la certificación. Otras han decidido que no les conviene y han optado por pagar fianzas. Cada empresa deberá definir lo que le conviene e interesa más a partir de su propia estructura , sostuvo.

Algunas empresas simplemente no estaban utilizando el programa de importaciones temporales de una manera adecuada, acusó Castro Septién.

A la hora de que existe una mayor vigilancia y establecimiento de las condiciones para cumplir con los requisitos para seguir teniendo ese beneficio, resulta que no lo están haciendo , expresó.

Ayer, exportadores de los estados de Querétaro y Guanajuato participaron en un seminario impartido por personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), un evento con el que se pretendió que las compañías esclarecieran sus dudas respecto de la nueva regulación.

[email protected]