La Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (Immex) se ha constituido como una escuela de habilidades industriales, donde se ha dado un desarrollo progresivo de grados de calificación técnica de los trabajadores, y de habilidades de supervisión y gerenciales de los mexicanos, comentó Carlos Palencia Escalante, socio de la firma CEO Consultores.

En el análisis Outlook Immex, publicado por Index Nacional, el especialista expuso que esto ha generado las condiciones para una derrama de habilidades técnicas y gerenciales hacia empresas nacionales de servicios y producción de materiales indirectos.

Agregó que, tanto en la frontera norte como en el centro del país, un número importante de pequeñas y medianas empresas (pymes) contratan a trabajadores formados en el sector.

Junto a Horacio Campaña Acosta, el analista añadió que también muchas de las pymes han sido creadas por mexicanos formados en el sector, y se han generado demandas industriales y de servicios en este ámbito.

La industria ha generado demandas industriales y de servicios, lo cual ha contribuido a la conformación de sectores como la industria de maquinados industriales en Ciudad Juárez, Tijuana, Chihuahua, Nuevo León y Jalisco , mencionó.

Esto indica que es posible identificar un conjunto de efectos de contribución tecnológica de la maquiladora a los proveedores locales.

Beneficios limitados

No obstante, los especialistas mencionan que muchos de los beneficios se manifiestan de manera importante en casos aislados y existen limitantes para generalizarlos y multiplicarlos.

La razón principal de ello es la carencia de políticas públicas y de implementación de mecanismos que permitan asimilar y transferir el conocimiento de la Immex al entorno nacional.

Asimismo, se han diseñado muy pocas políticas efectivas que permitan el surgimiento de proveedores con insumos de calidad internacional para las maquiladoras y manufactureras .

Desarrollo

Ante el avance que ha registrado la Immex en el país, aseguraron que es esencial aprovechar al máximo que México es un importante integrante de la región de Norteamérica, ya que esta realidad permite en la práctica ofrecer las ventajas del mercado norteamericano al inversionista que quiera instalarse en el país.