Guadalajara.- El sector industrial de Jalisco y el gobierno estatal acordaron trabajar de forma coordinada en proyectos como el impulso regional a la zona Centro-Occidente del país, el combate al contrabando y la piratería y el Centro México Innovación y Diseño (MIND).

Entrevistado al finalizar la sesión semanal del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ) -a la que acudió el gobernador Aristóteles Sandoval-, el secretario de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), Ricardo Villanueva, informó que el gobierno estatal aportará otros 10 millones de pesos al centro MIND, además de los cinco millones que ya había destinado al proyecto.

El funcionario aseguró a los empresarios que no hay subejercicio y que el gasto público se está ejerciendo con puntualidad.

El gasto público está fluyendo de manera eficiente; estamos haciendo las negociaciones en beneficio de los recursos públicos, si a veces eso nos tarda un poquito el proceso, lo seguiremos haciendo; lo que nosotros tenemos que hacer es cuidar las finanzas públicas del estado pero los recursos públicos están fluyendo de forma eficiente .

Por su parte, el coordinador del CCIJ, Juan Alonso Niño Cota, indicó que en la región Centro-Occidente se trabaja en un proyecto logístico que permita aumentar inversiones y desarrollar económicamente la zona.

A principios de 2012, el sector industrial de Jalisco encabezó la firma de un acuerdo con empresarios y gobierno de los estados de Colima, Aguascalientes, Zacatecas, Michoacán, Nayarit y Guanajuato para impulsar proyectos conjuntos.

El Consejo de Cámaras también demandó al titular del Ejecutivo la reinstalación de la Fiscalía especializada en el combate a delitos federales como piratería y contrabando.

Para que los industriales formales, los empresarios que están pagando sus impuestos y que están tratando de tener mayor crecimiento, tengan equidad de competencia , sostuvo el coordinador del CCIJ.

La dependencia especializada desapareció con la creación, a partir de la presente gestión gubernamental, de la Fiscalía General del Estado que atrajo a la Procuraduría de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad.