Ahora que está en vigor el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Perú, el Centro Empresarial del Estado de Querétaro, a través de un documento emitido por la Comisión de Comercio y Asuntos Internacionales, hace un llamado a los empresarios para aprovechar algunas de las virtudes. Por ejemplo, pretende ofrecer a los agentes económicos un marco jurídico y comercial previsible para el desarrollo de sus actividades, asimismo busca estimular la expansión y diversificación del comercio entre ambos países.

Otro factor por el cual es benéfico para los empresarios queretanos es que facilita la circulación de mercancías y servicios, y promueve condiciones de competencia leal en el comercio bilateral.

El acuerdo establece compromisos en cuatro rubros: comercio de bienes, en el que se definen aranceles, reglas de origen, procedimientos aduaneros, reconocimiento mutuo de denominaciones de origen, salvaguardas, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos al comercio y prácticas desleales.

En el rubro de servicios se ubican los denominados transfronterizos, servicios financieros, entrada temporal de personas y reconocimiento mutuo de certificados de estudios.

En materia de inversión incluye garantías y acceso a un mecanismo de arbitraje internacional y, el último rubro, asuntos institucionales y mecanismos de solución de controversias.

Entre otros objetivos, el tratado prevé mejorar las oportunidades de inversión en los territorios de México y Perú.