Guadalajara, Jal. Con el objetivo de reducir trámites, homologar reglamentos y reducir la posibilidad de corrupción, el Congreso de Jalisco aprobó este jueves la Ley Estatal de Mejora Regulatoria. 

La recién aprobada legislación estatal quedó así armonizada con la Ley General de Mejora Regulatoria que aprobó el Congreso de la Unión en abril del 2018.   

“Es una ley que si logramos aplicarla como debe de ser en los municipios, colocará a Jalisco, pero sobre todo a los ciudadanos, en una mejor posición para poder enfrentar estos trámites que por años, en algunos casos, han sido un calvario”, dijo a El Economista, el presidente de la Cámara de Comercio de Guadalajara, Xavier Orendáin De Obeso. 

El dirigente del comercio organizado en la entidad, refirió que la responsabilidad ahora recae en los gobiernos municipales que deberán implementarla para terminar con lo que llamó la “tramitomanía que no sólo dificulta el desarrollo de las empresas sino el día a día de cualquier ciudadano, el descuento del predial en un adulto mayor, la obtención de un acta de nacimiento de cierta antigüedad”. 

Orendáin De Obeso indicó que, aunque no hay una cifra exacta, se estima que a escala nacional, hay entre 130,000 y 150,000 trámites entre los tres niveles de gobierno.  

“Nuestra metrópoli todavía sigue, al cruzar la calle entre municipios, pidiendo trámites diferenciados”, comentó. 

Citó como ejemplo que, hasta ahora, el sector privado ha detectado trámites como las licencias de construcción mayor de almacenes con residuos de actividad especial mayores de 1,500 metros, que llegaban a tardar 370 días, mientras el trámite de licencia de construcción menor, por ejemplo, de un local de 500 metros, llegaba a tardar 190 días para su expedición.  

 “La ley es este paraguas que obliga a los municipios a la mejora regulatoria. Lo que sigue es la implementación en los municipios (…) Si esto se da, los trámites se pueden reducir entre 50 y 70% en algunos casos, entre 30 y 50% en otros casos”, subrayó. 

Por su parte, el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), Rubén Masayi González Uyeda, afirmó que la nueva legislación dará certidumbre a los empresarios para invertir en el estado.  

“La sobrerregulación ha sido un inhibidor de la inversión, pero también algo que fomenta la corrupción. Construimos en esta ley tres premisas básicas; simplificación, homologación y combate a la corrupción. Estas tres acciones son básicas para atraer inversiones locales y extranjeras”, dijo por su parte, el presidente de la comisión de Competitividad, Desarrollo Económico, Innovación y Trabajo del Congreso, Esteban Estrada Ramírez. 

[email protected]