Manteniendo los niveles de producción y no desacelerando el ritmo de crecimiento de las empresas que ya están instaladas en el país es como se puede hacer frente al estancamiento de las inversiones, que podría ocurrir como consecuencia de las campañas electorales, consideró Salvador Hernández, presidente del Club de Industriales de Querétaro.

Advirtió que no hay otra forma que seguir trabajando para evitar un estancamiento en el desarrollo de la economía.

El líder de los industriales de la entidad comentó: Hay programas de gobierno que se paran y que en estos 90 días es absurdo. En estos tiempos electorales no es posible que se haga una pausa en los programas por estos asuntos electorales, pero esperemos que pasando las elecciones esto mejore .

Sectores económicos, como el industrial, detienen la actividad, contrario al sector comercial, del que se observa una mejora en su trabajo.

Bajo este contexto, el empresario confía en que, para el segundo semestre de este año, mejoren las cosas para este sector.

El empresariado local solicitó que se trabajen cambios a la ley electoral para que se afecte en menor escala la vida económica de la entidad y del país.

Los sectores empresariales coincidimos en que los tiempos electorales no deben de parar la vida económica , acotó Presidente del Club de Industriales.

Esta desaceleración también podría afectar el ritmo de recaudación y poner presión en las finanzas estatales; de ahí, que los analistas pronostiquen un menor crecimiento del PIB nacional.

Salvador Hernández externó: Por eso insistimos que no se debe parar la vida económica, resulta innecesario frenar ante procesos que no

afectan el desarrollo económico del país, ya que éste tiene que mantenerse trabajando y no frenar, porque el recurso no puede esperar .

Añadió que se tiene que poner especial atención en la transparencia del gasto público en este periodo ya que, si bien se pone una pausa a los programas sociales, esto puede prestarse al mal uso del erario y a caer en prácticas poco transparentes.

De ahí que los gobiernos y las entidades que manejan recursos públicos tengan que rendir cuentas para evitar que se dé el desvío de recursos a campañas políticas.

Salvador Hernández añadió que es el sector comercial es el que se ve beneficiado con estas elecciones, pues se llega a calcular una derrama de más de 200 millones de pesos en compras, según cálculos de la Cámara Nacional de Comercio, ya que, además de las vacaciones, se suman las compras en materiales para campañas políticas.

[email protected]