Cancún, QR. Las reformas a la Ley Federal de Derechos implican para Quintana Roo el cobro del ingreso a territorio nacional de ciudadanos beliceños

Antes de las modificaciones, los beliceños podían ingresar a nuestro país a través de Chetumal, con la posibilidad de extender su estadía durante siete días, beneficiando principalmente a la economía de la ciudad capital y en general, a la zona sur del estado.

Con los cambios, cuando se abra la frontera, los beliceños tendrán que pagar para ingresar a nuestro país a hacer sus compras tradicionales.

Ante ello, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Chetumal hizo un llamado urgente a los tres senadores de Quintana Roo, Mayuli Martínez Simón, José Luis Pech y Marybel Villegas Canché para que intervengan de forma “inmediata y urgente” e impulsen una modificación a esta medida.

Eloy Quintal Jiménez, presidente del CCE Chetumal lamentó que el pasado lunes 19 de octubre la Cámara de Diputados aprobara y turnara a la Cámara de Senadores el proyecto de decreto de la Ley Federal de Derechos, que incluye desaparecer la exención del pago de derechos a los extranjeros que permanezcan en territorio nacional en la condición de estancia de visitante, sin permiso para realizar actividades remuneradas y que hubiesen ingresado a territorio nacional por vía terrestre, con la condición de que su estancia en el país no exceda de siete días.

“Realmente lamentamos que nuestros diputados federales no se hayan opuesto a esta medida, por lo que nuestra esperanza es que los senadores recojan el sentir de los ciudadanos de la zona sur del estado y que comprendan la importancia del flujo de visitantes beliceños para la economía del sur”, dijo.

“La situación en el sur de Quintana Roo derivado de la pandemia es crítica; con esta medida se le imponen más trabas a los visitantes beliceños que cada fin de semana activaban la economía chetumaleña en comercios, restaurantes, centros de salud y actividades recreativas”, ahondó.

“Antes de que se cerrara la frontera entre México y Belice, entre 25 y 38,000 beliceños cruzaban mensualmente en promedio en el último año. La tendencia era hacia el alza porque los negocios familiares en Chetumal estamos esmerándonos para atender a este comercio fronterizo que participa con más de 30% de las ventas de nuestra ciudad, con una derrama económica mensual de 45 millones de pesos, lo que significa una derrama anual de 540 millones de pesos para las 6,500 unidades económicas formales ante el SAT, principalmente de Chetumal y Bacalar”, expuso Quintal Jiménez.

estados@eleconomista.mx