Monterrey, NL. La Iniciativa Privada de Nuevo León demandó al gobierno del estado no bajar la guardia en el tema de la inseguridad, ya que aún se torna como algo preocupante.

Lo anterior a pesar de que en el 2012 los índices delictivos mostraron una disminución relevante.

El gobierno estatal debe de dejar de lado las declaraciones ligeras y reconocer que el clima de violencia en la ciudad sigue siendo preocupante , dijo José Mario Garza Benavides, dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) local, durante la presentación del Semáforo del Delito correspondiente a diciembre del 2012.

Garza Benavides, junto con los dirigentes de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Caintra), Guillermo Dillón, y del Consejo Cívico de las Instituciones, Manuel Zavala, afirmó que la entidad ocupa el cuarto lugar nacional en robo de vehículos con violencia, sólo superado por Tabasco, Chiapas y el Estado de México.

Detalló que 54% de los hurtos a automóviles en el 2012 fue cometido con violencia. Sin embargo, se registró una baja de 47 por ciento. De acuerdo con la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, 11,146 fueron los robos a vehículo que se registraron el año pasado, de los cuales 6,007 fueron perpetrados con violencia.

En tanto, 42% de los delitos patrimoniales como asaltos a negocios y personas también se llevaron con violencia.

Por otra parte, mencionaron que en cuanto a las tasas de delitos patrimoniales por cada 100,000 habitantes, los municipios de Monterrey, San Nicolás, Guadalupe y San Pedro mostraron una mejoría.

Monterrey paso de una tasa de 2,406 delitos por cada 100,000 habitantes en el 2011 a una de 1,744 en 2012. Mientras que San Nicolás paso de una tasa de 1,930 delitos en 2011 a una tasa de 1, 378 en 2012. Sin embargo, estos municipios siguen teniendo altas incidencias comparado con los demás municipios del área metropolitana , expreso Manuel Zavala, director del Ccinlac.

En contraste, los municipios de Juárez y Cadereyta, son los que registran los mayores aumentos en cuanto a delitos patrimoniales se refiere, con incrementos del 63 por ciento y 24 por ciento, respectivamente, del 2011 al 2012.

En su opinión, los hechos de violencia se siguen presentando en el estado de Nuevo León, debido principalmente al déficit de policías en el estado, así como a la falta de homologación de criterios en la forma de operar y reaccionar de las policías municipales.