Puebla, Pue. Debido a que la ocupación de cuartos no mejora por mantenerse en 10 de 30%, al menos 10 hoteles serán puestos a la venta, es por ello que sus dueños buscan socios para capitalizarse, ya que de lo contrario cerrarán antes de terminar el año.

Así lo dio a conocer el director ejecutivo de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, Gustavo Ponce de León Tobón, quien destacó que en esas condiciones los hoteleros con problemas económicos no podrán seguir operando, ya que parar cuatro meses y medio por la pandemia de Covid-19, los puso en números rojos.

Sin mencionar los nombres de los establecimientos, abundó que son de tres a cuatro estrellas, los cuales representan 300 habitaciones y están en la zona del Centro Histórico, teniendo más de 15 años de antigüedad.

Indicó que en el contexto de la crisis económica es complicado que alguna cadena de hoteles muestre interés en adquirir un complejo o haya inversionistas buscando participar en este sector.

El representante de 300 empresarios dijo que los socios no querían llegar a esa decisión, porque a la vez son negocios familiares y generan 250 empleos, los cuales son fundamentales para recibir y atender a los huéspedes.

Inviable buscar socios

Comentó que desde agosto, con la reactivación del sector hotelero operando a 30% de su capacidad, los afectados por esta crisis no esperaron más y comenzaron a ofrecer sus establecimientos entre los socios, empresarios de otras ciudades o en su defecto buscan algún inversionista que los apoye en capitalizarse, “pero lo segundo no es viable por la baja afluencia de turismo, lo cual no permitirá al interesado proyectar un retorno de su dinero”.

Asimismo, recordó que los hoteleros proyectaban que el confinamiento no duraría más de dos meses; sin embargo, este se alargó con el alza de contagios de Covid-19, lo que puso a todos en un tema de resistencia y así se mantendrán todo el resto del presente año.

Además, Ponce de León Tobón dijo que el turismo será uno de los sectores con más impactos negativos y eso repercute a todos los prestadores de servicios incluidos restauranteros y touroperadores, quienes tienen el grueso de sus ingresos en los consumos por parte de visitantes foráneos.

En este tenor, al estimar dos años de recuperación económica, explicó que los empresarios afectados no pueden esperar ese tiempo y tampoco hay garantía de que ocurra mientras no se tenga la vacuna contra el Covid-19.

Dijo que al menos cuatro de los 10 hoteles serían vendidos en lo que resta del presente año, debido a la urgencia de los dueños por tener dinero para pagar deudas y liquidar al personal.

Entre los integrantes de la asociación tienen de 10,000 a 12,000 habitaciones en Puebla y su zona metropolitana, con la generación de 5,000 empleos directos y 4,000 indirectos.

estados@eleconomista.mx