Cancún, QR. Hoteleros de Cancún y Puerto Morelos presentaron el protocolo de combate al sargazo, el cual está siendo financiado con recursos exclusivamente privados.

El protocolo cuenta con la participación de 22 empresarios, hoteleros, científicos y sociedad civil, cuyas acciones de protección abarcan 14 de los 28 kilómetros de costa del municipio de Puerto Morelos, expuso Carlos Gosselin Maurel, coordinador general del protocolo.

También incluye un programa de manejo integral, la recopilación de información científica, el monitoreo del volumen de alga que llega a las costas, la instalación de barreras antisargazo, la colecta del sargazo en mar y playa, el transporte y disposición del sargazo y la industrialización de éste.

Gosselin Maurel dijo que el costo de la colocación de las barreras de contención es de 180 dólares por metro lineal, lo cual ha implicado una gran inversión del sector hotelero para mantener las playas turísticas libres de sargazo.

A partir de este trabajo coordinado, se han presentado soluciones para el aprovechamiento de esta alga en diversas industrias como la alimenticia, farmacéutica, textil, energética y de papel, agregó. De hecho, ya hay una empresa holandesa que está empleando el alga que se ha recolectado en las costas de Quintana Roo para elaborar plásticos.

El empresario hotelero aseguró que, de acuerdo con las proyecciones satelitales, se espera el arribo de 24 millones de metros cúbicos de sargazo para este año, lo cual desbordará la capacidad de reacción que hasta el momento ha desplegado el sector privado, por lo que es bienvenida la ayuda anunciada por el gobierno federal a través de la Secretaría de Marina para capturar el alga en altamar.

En este contexto, el presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón, aseveró que entre diciembre y marzo de este año se registró una baja en el ritmo de reservaciones de 15%, que es atribuible al sargazo.

Lo anterior ha implicado que los hoteles se vean en la necesidad de bajar tarifas para no perder cuota de mercado, lo cual es un efecto de la crisis de sargazo que está viviendo Quintana Roo.

Por su parte, Eric Jordán, investigador titular de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales de Puerto Morelos, comentó que, si bien hay grandes esfuerzos por contener la arribazón de sargazo en las playas turísticas de Quintana Roo, que representan casi 10% de todo el litoral del estado, “no se realizan acciones para contenerla en el resto de la costa”.

Expuso que esto supone que el sargazo se acumulará en grandes cantidades en el litoral hasta su descomposición natural, lo cual “implicará una catástrofe ambiental que modificará las condiciones actuales del Caribe mexicano”.

[email protected]