Fitch Ratings ratificó la calificación de la calidad crediticia del estado de Hidalgo en “A(mex)” y mantiene la perspectiva Estable.

La calificación se fundamenta en el ahorro respecto a los ingresos de libre disposición destacable, un nivel de endeudamiento muy bajo y sostenibilidad alta de la deuda. Por el contrario, mantiene una fortaleza recaudatoria limitada y niveles de inversión inferiores a la mediana de sus pares de calificación y del grupo de estados calificados por Fitch Ratings, señala un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Al cierre del 2017, la deuda directa de largo plazo de Hidalgo fue de 5,299.5 millones de pesos, lo que representa 0.36 veces los ingresos de libre disposición del 2017, nivel que se considera bajo por la metodología de Fitch. El servicio de la deuda representó 19.2% del ahorro interno. Asimismo, el estado contaba con un crédito de corto plazo quirografario de 400 millones en el 2017, contratado en noviembre, cuyo saldo a diciembre del 2017 fue de 366.7 millones y fue liquidado en febrero del 2018. Considerando el saldo de la deuda directa de largo plazo y el corto plazo, el saldo total de la deuda de Hidalgo fue de 5,666.1 millones a diciembre del 2017.

“Hidalgo tiene un endeudamiento sostenible en los indicadores de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por lo que podría incrementar su endeudamiento hasta 15% de los ingresos de libre disposición. En un escenario de calificación sus indicadores máximos de apalancamiento alcanzarían niveles de 0.48 veces los ingresos de libre disposición y sus niveles de sostenibilidad oscilarían entre 66.4% y 55.2% del ahorro interno proyectado en los próximos cuatro años”, añade la calificadora.

Desempeño presupuestal

En el 2017 incrementaron los ingresos totales 4.0% anual, derivado de un aumento en los ingresos federales de 4.1%, y un crecimiento en los ingresos estatales de 1.4 por ciento. La recaudación de impuestos disminuyó 20.2%, derivado de la implementación de una mejora regulatoria en el diseño de las contribuciones, específicamente la distinción del objeto entre impuestos y derechos. Los ingresos propios equivalieron a 4.8% de los ingresos totales, sólo por encima del estado de Guerrero. Los ingresos de libre disposición aumentaron 9.7% anual.

Asimismo, el gasto operativo aumentó 11.4% anual, resultado del incremento anual de 17.7% en el gasto corriente y del avance de 7.7% en las transferencias no etiquetadas. El gasto operativo representó 82.4% de los ingresos de libre disposición (devengados), superior al del 2016. A diciembre del 2017 el ahorro interno fue de 3,510.6 millones de pesos, 4.4% mayor al del cierre del 2016, y representó 23.7% de los ingresos fiscales ordinarios.

estados@eleconomista.mx