La principal angustia de quienes habitan en Durango es la inseguridad, reconocen los candidatos a la gubernatura Jorge Herrera Caldera, del PRI, y José Rosas Aispuro, de la alianza PRD-PAN-Convergencia.

Esta inseguridad, sobre todo en la zona Lagunera, afecta el espíritu del trabajo, el cual se necesita para el desarrollo económico y social.

Son más de 40,000 familias las que viven en la zozobra y que no tienen un ingreso seguro para sus necesidades básicas , es la demanda de Jorge Herrera, abanderado priísta.

En tanto, Rosas Aispuro, oponente al PRI, asegura que en los últimos años, 50% de la industria maquiladora ha salido de la zona y lo mismo ha ocurrido con la industria de la transformación.

Hasta diciembre del año pasado, ambos eran priístas. En enero, José Rosas Aispuro abandonó al instituto político, después de acusar al PRI de haberlo marginado del proceso interno de selección. La oposición lo abanderó en la contienda.

De acuerdo con reportes oficiales Gómez Palacio, Durango, se encuentra en la lista de municipios con altas estadísticas de homicidios, con 365 y es considerado uno de los más violentos, en donde se ha registrado 7% de los enfrentamientos entre autoridades e integrantes del crimen organizado.

Realidad y propuestas

Los abanderados están en campaña desde el 12 de abril. Ambos reconocen que la inseguridad es uno de los principales problemas que enfrenta la entidad, el otro es la generación de empleo.

La intención del priísta Jorge Herrera es atraer inversiones generadoras de empleo, pues sólo con esto se podrá dar tranquilidad a los ciudadanos. Su propuesta además incluye acceso a medicinas gratuitas y atención gratuitas para las familias más vulnerables.

La serie de compromisos como la construcción de carreteras, caminos rurales, hospitales y educación fueron firmados ante Notario Público.

José Rosas Aispuro, de la alianza, le apuesta por la coordinación entre el sector empresarial, gobierno sociedad para definir la orientación de las inversiones. Incluso plantea impulsar una beca para egresados de las universidades cuando hayan adquirido la experiencia, entonces se integrarán a las empresas instaladas .

Entre sus propuestas destaca el beneficio fiscal para los empresarios, pues hará una reducción del Impuesto Sobre Nómina. Y es que, dijo, las inversiones han abandonado el territorio debido a la inseguridad y a las altas tasas tributarias, por lo que se han fugado a Coahuila.

jreyes@eleconomista.com.mx