Debido al desempeño presupuestal reportado por Chiapas en el 2019, HR Ratings revisó al alza la calificación de “HR A” a “HR A+” al estado, y mantuvo la perspectiva Estable.

Lo anterior, como consecuencia de que por la adecuada estrategia de contención de gasto, se observó un superávit primario ajustado equivalente a 2.2% (contra 0.2% proyectado).

“Con ello, se robusteció la liquidez de la entidad, por lo que la Deuda Neta Ajustada (DNA) disminuyó al ubicarse en 53.4% de los Ingresos de Libre Disposición (ILD) en el 2019 (contra 67.1% proyectado)”, detalla la agencia en un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

HR Ratings estima que se reporte un déficit en el balance primario ajustado de 0.5% para el 2020, derivado de la contracción esperada en las participaciones federales, no obstante, añade, el nivel de liquidez mitigaría el uso de deuda a corto plazo al cierre del presente ejercicio fiscal (frente a 5.8% proyectado de la Deuda Directa Ajustada), mientras que las Obligaciones Financieras sin Costo (OFsC) se mantendrían en un bajo nivel al representar 11.2% de los ILD en los próximos ejercicios (contra 22.4% proyectado).

En cuanto al balance primario, la calificadora señala que Chiapas presentó el año pasado un resultado superavitario equivalente a 3.5% de los ingresos totales, cuando en el 2018 se observó un superávit de 0.5 por ciento.

En lo anterior, agrega, destacan las reducciones observadas durante el 2019 en los rubros de materiales y suministros y transferencias y subsidios, como parte del gasto corriente, sumado al crecimiento interanual de 8.0% y 3.1% en las aportaciones y participaciones federales, respectivamente.

Para el 2020, HR Ratings estima un déficit en el balance primario equivalente a 1.0% de los ingresos totales.

“Se espera que las participaciones registren un monto 5.0% inferior a lo registrado en el 2019, en línea con el contexto económico impactado por la contingencia sanitaria del Covid-19 y reflejado en el desempeño de la Recaudación Federal Participable para el 2020”, explica.

Por su parte, se proyecta que el capítulo de servicios personales continúe al alza, así como mayores transferencias al sector público del estado y apoyos sociales durante el 2020 con motivo de la contingencia antes mencionada, por lo que se considera un aumento de 3.9% en el gasto corriente.

Decreciente

Además, se prevé que la DNA a ILD reporte un incremento a 61.3% para este 2020 y, posteriormente, permanezca decreciente en un promedio de 56.2% para los próximos años.

En tanto, HR Ratings no estima adquisición de financiamiento adicional, por lo que el servicio de la deuda se mantendría estable al representar 5.2% de los ILD en los años 2020 y 2021.

estados@eleconomista.mx