HR Ratings proyectó que Tijuana, Baja California, mantendrá un desempeño presupuestal en donde los Ingresos de Libre Disposición (ILD) continúen con un dinamismo.

Lo anterior motivó a que la agencia modificara la perspectiva crediticia del municipio de Estable a Positiva; ratificó en “HR A+” su calificación.

En un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la calificadora explicó que, sumado al dinamismo de los ILD, el municipio tendrá un adecuado control sobre el gasto corriente, que significaría un superávit en el balance primario ajustado equivalente a 4.9% de los ingresos totales para el 2019, contra 2.9% estimado.

La entidad reportó en el 2018 un balance primario superavitario equivalente a 10.5% de los ingresos totales, cuando se observó un ligero superávit de 0.7% en el 2017. Lo anterior se debió a un crecimiento anual de 20.8% en las participaciones federales, sumado a un decremento en el nivel ejercido de obra pública.

HR Ratings preveía para el 2018 un superávit en el balance primario ajustado de 3.4%, en comparación con el superávit reportado de 9.6% al cierre del ejercicio fiscal. Esto obedeció a un monto 4.9% mayor en los ILD respecto a lo proyectado, aunado a una desviación en el nivel de inversión pública, al registrar una cifra 26.3% inferior.

“No obstante, se espera que la deuda neta sobre los ILD disminuya a un promedio de 39.5% (contra 43.8% proyectado), mientras que las Obligaciones Financieras sin Costo Netas (OFsC) pasarían de 27.8% en el 2018 a un nivel de 24.2% de los ILD para los próximos años”, precisó.

A diciembre del 2018, la deuda directa ascendió a 2,653.8 millones de pesos, y está compuesta por tres créditos estructurados; dos financiamientos con Banobras por 2,006.4 millones y uno con Banorte por 647.5 millones. En conjunto, dichos financiamientos tienen asignado 55.9% del Fondo General de Participaciones como garantía y fuente de pago.

Cabe destacar que, de acuerdo al desempeño financiero observado en los últimos años, el municipio ha reducido significativamente el uso de financiamiento a corto plazo, por lo que se prevé que el servicio de deuda permanezca estable en 4.5% de los ILD para los siguientes periodos.

[email protected]