El fortalecimiento de lazos comerciales surge como una de las estrategias que impulsa el gobierno de Guanajuato, a través de la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior (Cofoce), frente al actual escenario económico que se vive en el país.

El 17 de octubre pasado el representante del gobierno del estado de Guanajuato, Luis Felipe Bravo Mena, y el director general de Cofoce, Luis Ernesto Rojas, se reunieron con el embajador de los Emiratos Árabes Unidos, Ahmed Almenhali, para fortalecer los lazos comerciales entre la entidad y la nación árabe.

“La reunión con el embajador fue muy provechosa porque se ha abierto una zona de grandes oportunidades para la relación comercial, de negocios, de inversiones entre Guanajuato y Emiratos Arables Unidos”, dijo Bravo Mena.

En este contexto, Luis Ernesto Rojas, en entrevista con El Economista, explicó que se trata de un mercado que se ha abierto mucho hacia la posibilidad de poder importar alimentos, sobre todo de Guanajuato; actualmente, el país árabe importa de Brasil, pero al igual que México “buscan no ser cautivos de un sólo mercado”.

“Guanajuato va a impulsar la venta de alimentos para este mercado y buscamos que esto sea la entrada al mercado árabe, al mundo musulmán que está compuesto por 1,600 millones de personas y que traen un crecimiento de 18% en el mercado de alimentos a nivel mundial”, mencionó.

Cabe recordar que las exportaciones de Guanajuato a Emiratos Árabes Unidos alcanzaron los 14,620 millones de dólares en el periodo enero-agosto del 2019.

Añadió que parte de la estrategia consiste en continuar enfocándose en mercados como Japón, Corea y España; éste último como entrada al mercado europeo y a nueves naciones. 

Asimismo, Luis Ernesto Rojas explicó que uno de los principales retos para Guanajuato es enfrentar a diario los desafíos a nivel internacional y nacional, ya que avizora un entorno económico muy cambiante.

“Se ha hablado mucho de la renegociación del acuerdo comercial de América del Norte y las condiciones como vaya a concluir este acuerdo. También sabemos que la situación política en Estados Unidos con Donald Trump ha agudizado y distraído el tema del tratado; por otro lado, la amenaza pendiente del Brexit, la guerra comercial entre China y Estados Unidos y los desafíos que se están viviendo a nivel nacional”, acotó.

No obstante, refirió que las micro, pequeñas y medianas empresas, así como las grandes firmas, están fortaleciendo su lucha para no perder competitividad. “Que no se pierda el ánimo, que la exportación no se vea sólo como una puerta de salida ante lo que está ocurriendo, sino que se vea como un tema estratégico; el reto es trabajar mucho en el cambio de la mentalidad de los empresarios, mostrarles que hay alternativas, que mercados alternativos para poder vender”.

Proyecciones

Respecto a las proyecciones para este 2019 en materia de exportaciones, el director general de Cofoce refirió que prevén cerrar el año muy similar al 2018, con cerca de 25,000 millones de dólares, con crecimientos importantes en los sectores agroalimentarios, calzado, artesanías, además de los sectores tradicionales.

“Lo que hoy vemos en Guanajuato es esa transformación que ha tenido el estado de ser agrícola a ser epicentro en Latinoamérica del sector automotriz. Estamos trabajando muy fuerte en el plan 2040, vienen muchos desafíos, le estamos apostando mucho a la industria aeropespacial, a la industria aeronáutica, a las industrias de transformación, a las industrias creativas, la logística, la infraestructura y fortalecer al clúster automotriz que hoy está aquí”, ahondó.

“Los desafíos están latentes (…) Estamos fortaleciendo a las mipymes para que se sigan incorporando a las cadenas automotrices, a las cadenas globales y lograr verdaderamente un ecosistema, yo creo que Guanajuato es un estado muy agresivo”, finalizó.

estados@eleconomista.mx