El Tianguis Turístico debe ser reconocido como un acontecimiento de negocios, en el que se privilegien los encuentros empresariales y los espacios de exposición, aseguró el secretario de Desarrollo Turístico de Guanajuato, Sergio Enrique Rodríguez.

En conferencia de prensa en la que presentó en el distrito Federal a la ciudad de León como candidata para el 37 Tianguis Turístico, el funcionario criticó (sin mencionarla específicamente), la propuesta de la Riviera Nayarita y Puerto Vallarta, de dividir en cinco partes la exposición.

Dijo que León cuenta con el Polyforum, un centro de convenciones con tecnología de punta que permite tener hasta 45,000 metros cuadrados de área de exposición disponible sin columnas, lo que facilitaría reinventar el tianguis.

Aunque reconoció que de momento sólo se dispondrían de 15,000 metros cuadrados, aseguró que se trata de una extensión más que suficiente, al señalar que en la edición XXXVI del Tianguis en Acapulco se utilizaron poco más de 14,000 metros cuadrados.

Además, León tiene un aeropuerto que recibe 144 vuelos semanales, de los cuales 66 vienen del extranjero, con 26,556 asientos de avión disponibles.

La infraestructura hotelera incluye 3,709 habitaciones de hotel, y existe una amplia experiencia en la organización de presentaciones de esa naturaleza.

El secretario de Desarrollo Turístico explicó que en la propuesta para el tianguis se ofrecen como sedes complementarias Guanajuato y San Miguel de Allende, sobre todo para actos alternos, como cocteles y comidas.

Sin embargo, aclaró que ello no significa fraccionar o dividir las actividades económicas, como las citas de negocios que forman la parte esencial de esta muestra.

A su vez, el presidente municipal de León, Ricardo Sheffield Padilla, ofreció una ciudad tranquila y segura, además de una amplia conectividad terrestre con todo el país.

Afirmó que la policía de su municipio es la única en México que cuenta con la certificación CELEA (siglas en inglés), que otorga un instituto autónomo a las policías locales de Estados Unidos y Canadá por buenas prácticas en materia de seguridad y respeto a los derechos humanos.

DOCH