El desempeño financiero favorable que se observó al cierre preliminar del 2018 en Guadalupe, Nuevo León, así como de las métricas bajas relacionadas con el endeudamiento y sostenibilidad provocaron que Fitch Ratings ratificara en “BBB+(mex)” la calificación crediticia del municipio, con una perspectiva Estable.

“Entre las limitantes de la calificación destacan la liquidez reducida y el pasivo circulante elevado. Asimismo, restringen la calificación las necesidades altas de infraestructura y servicios públicos derivados del crecimiento del municipio y la contingencia a mediano y largo plazos en materia de jubilaciones y pensiones”, indicó la agencia en un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

La deuda directa de largo plazo sumó 610.8 millones de pesos al cierre del año pasado y se compone de cuatro créditos bancarios, lo que representa 0.28 veces los ingresos fiscales ordinarios (IFO). En otras deudas consideradas por Fitch (ODF) se tomó en cuenta un contrato de luminarias que mantiene Guadalupe.

Lo anterior, más la deuda directa de largo plazo, representó 0.47 veces los IFO en el periodo de análisis. La sostenibilidad de dicho indicador se ubicó en 32.7%; las proyecciones incorporan el endeudamiento autorizado por la ley de ingresos del 2019 y el arrendamiento de patrullas que está en proceso.

La liquidez es una de las limitantes principales de la nota crediticia. En lo que respecta al pasivo circulante, éste totalizó 591.4 millones de pesos y representó 95 días de gasto primario, lo que se compara desfavorablemente con la mediana del Grupo de Municipios Calificados por Fitch de 71 días.

Destaca una disminución de casi 30% que deriva del convenio con la empresa que brinda el servicio de recolección de basura.

La agencia espera que el robustecimiento de la recaudación sea continuo dadas las prácticas implementadas, las cuales buscan combatir el rezago y ampliar los puntos de cobro de impuestos.

En términos de eficiencia recaudatoria, Guadalupe cuenta con una proporción de ingresos propios a totales de 26.6%, proporción que está por encima de la mediana del GMF de 25.1 por ciento.

Los IFO sumaron 2,151 millones de pesos, un aumento de 9.8% en su tasa media anual de crecimiento de los últimos cinco años. Entre éstos destaca la continua recepción de recursos estatales que Guadalupe recibe debido a que concursa en diversos programas.

En materia de gasto, el operacional sumó 1,796 millones de pesos y registró un aumento anual de 14.5%; este incremento está relacionado con gastos en seguridad pública.

estados@eleconomista.mx