Cerca de 8,000 personas se congregaron en Plaza de Armas para celebrar el Grito de Independencia. Desde el balcón de la Casa de la Corregidora, el gobernador José Calzada Rovirosa ondeó la bandera original del batallón de infantería permanente, Ligeros de Querétaro, e hizo sonar la campana conmemorativa que evoca el llamado que hiciera el cura Miguel Hidalgo al levantamiento del pueblo.

En el acto estuvo acompañado del presidente de la Mesa Directiva de la LVI Legislatura, Hiram Rubio García; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Jorge Herrera Solorio, y la presidenta Municipal de Querétaro, María del Carmen Zúñiga Hernández.

Previamente, alrededor de las 6 de la tarde, el Gobernador recibió de manos de los integrantes de la Carrera de la Libertad el fuego simbólico que representa el inicio de la lucha por la Independencia de México, así como el mensaje y presente que el pueblo y gobierno de Dolores, Hidalgo, envían al pueblo y gobierno de Querétaro.