La desaceleración de la actividad industrial del país corresponde a igual comportamiento de la industria manufacturera y la construcción, así como a la recesión que vive la minería.

A nivel nacional, la producción fabril creció 0.4% a tasa anual en los primeros siete meses del año, el menor nivel en los últimos tres años, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por entidades, esta dinámica se debió al comportamiento de los territorios que más aportan al sector secundario. Campeche es el estado que más participación ostenta en el Producto Interno Bruto (PIB) industrial de México, con un décima parte del total.

En el periodo enero-julio del 2016, la producción industrial del estado obtuvo una caída anual de 7.0%, que significó estar en terrenos negativos por tercer año consecutivo.

Después de Campeche, se encuentran Estado de México y Nuevo León, con aportaciones mayores a 8.0% del PIB fabril; la primera entidad creció 4.2% en el lapso referido, aunque le precede una base de comparación baja (retrocedió 0.4% durante el año previo), mientras la segunda descendió 1.5 por ciento.

Los otros territorios con más peso tienen una contribución que oscila entre 5.0 y 6.0 por ciento. Los estados que también presentaron caídas anuales fueron Veracruz (7.6%) y Tabasco (1.6%), ambas en un periodo recesivo.

Coahuila y la Ciudad de México crecieron a tasa anual 2.6 y 0.6%, respectivamente, aunque, igual que el Estado de México, dichos aumentos tienen como antecedente retrocesos en el 2015.

Por su parte, se mostró desaceleración en Jalisco (de 7.5% en los primeros meses del año pasado a 2.0% en igual lapso del 2016) y en Guanajuato (de 13.7 a 3.0 por ciento).

Estas nueve entidades representan alrededor de dos terceras partes del PIB industrial del país.

Crisis petrolera merma industria Veracruzana

Al respecto, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, refirió que el crecimiento del Estado de México corresponde a que esta entidad tiene una mayor capacidad industrial manufacturera, ya que alrededor de 30% de este sector se realiza en este territorio; asimismo, sectores como el automotriz y la maquinaria, así como la industria de la construcción, le han permitido no registrar caídas fabriles.

En el caso de Veracruz, tiene que ver con que la entidad enfrenta la crisis petrolera que existe en el país y también se debe a la mala gestión en cuanto a políticas públicas; es ya uno de los estados más pobres y tiene un fuerte problema de deuda pública; no se han sabido hacer bien las cosas , explicó Kristobal Meléndez, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Sobresale el caso de Querétaro, que se perfilaba para ser uno de los grandes de la industria mexicana; obtuvo una caída anual de 0.4% entre enero y julio de este año. Sobre esto, el analista dijo que la industria de esta entidad depende una parte de la exportación y al debilitarse el sector externo, le pegó directamente a este estado que ha apostado por la industrialización, sin embargo, esto lo ha llevado a depender de lo que ocurra en el exterior .

Quintana Roo, quien sólo aporta el 0.6% al PIB industrial, es la entidad que tiene una mayor tasa anual en su actividad industrial, correspondiente a 19.6%; al respecto, José Luis de la Cruz refirió que este hecho obedece a que este estado no depende en mayor medida del sector industrial sino del turismo.

No tiene un peso a nivel nacional y digamos que es volátil, entonces con una ligera recuperación aparentemente crece, pero en realidad el estado no tiene una gran industria .

Caso contrario, Zacatecas presenta el descenso anual más pronunciado con 9.9%, por lo que el director del Idic explicó que esta entidad ha buscado inmiscuirse en la actividad manufacturera similar a la existente en Aguascalientes, sin embargo, aún no ha logrado atraer más empresas por cuestiones como la falta de inversión del gobierno en construcción y por el proceso electoral que vivió muy complicado.

El que algunos estados hayan presentado una disminución en su economía responde a que han llegado a un límite de crecimiento, principalmente en zonas del norte en donde existe un nivel industrial más alto que en el resto del país, refirió Kristobal Meléndez.

Caso contrario, dijo, estados del sur tienen una tasa de crecimiento relativamente más altas, aunque su nivel industrial es mucho menor.

En Manufactura, Guanajuato pierde ritmo

La industria manufacturera tuvo una desaceleración al registrar una tasa anual de 1.0% en el periodo enero-julio de este año, frente a 2.9% en el mismo lapso del 2015; esto debido a que, según José Luis de la Cruz, existe una desaceleración muy fuerte en sectores como el de metalmecánica y siderúrgica, asimismo, porque algunos insumos textiles están afectando a las manufacturas, provocado por la competencia desleal que enfrentan algunos de estos sectores frente a importaciones sobre todo de Asia y también por la desaceleración existente en Estados Unidos .

En la misma línea, Kristobal Meléndez refirió que esta desaceleración es provocada por competencia de países, principalmente China, que tiene una mano de obra más atractiva para las empresas.

De los siete grandes estados manufactureros, Guanajuato, con el quinto lugar con más contribución a este sector, presentó una pérdida de ritmo al pasar de 13.8% en el 2015 a 5.4% en el 2016; mientras que Veracruz transitó de 0.8 a -14.2 por ciento.

En el caso de Veracruz, el especialista del CIEP refirió que se trata de la caída, no sólo en este sector, sino en la economía en general de la entidad por la falta de planeación del estado y la crisis que enfrenta actualmente.

También desaceleraron Jalisco y Nuevo León, mientras el Estado de México se colocó en número rojos.

Estos últimos estados son los que más participación tienen en el PIB manufacturero de México, con 12.4 y 10.0% del total, respectivamente.

Campeche, el más perjudicado en minería

El director del Idic refirió que la minería está fuertemente vinculado con la parte petrolera, por lo que se enfrenta a la crisis que se vive en este sector, y esto se ve reflejado en el mal desempeño de unos estados como Campeche, Veracruz, Tabasco y algunas afectaciones en Tamaulipas

De las principales economías, las mayores caídas anuales se exhibieron en Zacatecas (21.1%), Chiapas (17.2%), Tamaulipas (14.0%), Veracruz (9.0%) y Campeche (5.5 por ciento).

Resalta que este último territorio aporta casi la mitad del PIB minero en el país.

Cimientos débiles en la Construcción

La construcción siguió la misma dinámica que los otros sectores, al dibujar una tendencia de desaceleración; en los primeros siete meses del año obtuvo una tasa anual de 1.8%, contra un crecimiento de 3.9% en el mismo periodo del 2015.

Al respecto, el director del Idic destacó que el común denominador es la disminución en el gasto de gobierno, tanto a nivel federal como en unas entidades en particular, por lo que existen menores recursos destinados a infraestructura, los recortes presupuestales ya están afectando las grandes obras de ingeniería civil y es por eso la desaceleración en este sector industrial .

Por su parte, el analista del CIEP dijo que este sector tuvo una pérdida de ritmo importante a nivel nacional porque hubo cambios en la política social de vivienda y algunas constructoras quebraron, antes había subsidios de parte del gobierno federal a la vivienda de interés social siempre y cuando cumplieran algunos requisitos .

Las entidades que más aportan al PIB de la construcción del país son Nuevo León (9.6% del total), Estado de México (8.7%), Ciudad de México (7.5%), Jalisco (7.0%), Veracruz (6.0%) y Guanajuato (5.0 por ciento).

De este grupo, los mayores incrementos se dieron en Estado de México (20.8%), Veracruz (5.4%) y Ciudad de México (3.9%); sin embargo, las tres entidades registraron descenso anuales en el lapso enero-julio del 2015, es decir, dichos aumentos provenían de una base de comparación baja.

En sentido contrario, los otros grandes de la construcción obtuvieron caídas en el periodo referido, donde el estado que encabeza la lista fue Campeche, con una variación anual de 27.2%, seguido de Guanajuato y Nuevo León, con descensos de 7.6 y 7.0%, respectivamente.

La actividad industrial se compone del conjunto manufacturero, la minería, la construcción, así como la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final.

A nivel nacional, los sectores que más aportan al PIB son la industria manufacturera y el comercio.

ilse.becerril@eleconomista.mx