Monterrey, NL. El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, comentó que con la lucha contra la corrupción lo que busca la federación es blindar a los empresarios para combatir a las empresas fachada, fantasmas y piratería.

“Necesitamos blindar al empresariado y es necesario que se combatan los principales problemas que encuentro, y que tienen que ver con los mecanismos para generar una competencia desleal con ustedes”, comentó en un encuentro con la Asociación de Empresarios Independientes (Anei).

Por otra parte, se refirió a las adjudicaciones de contratos directos por parte del gobierno federal: “lo que tenemos que verificar en las adjudicaciones actuales de los gobiernos, tanto estatal como federal es si están adjudicadas a empresas reales o empresas fachada”.

Nieto Castillo explicó que todas las adjudicaciones directas tienen que ser revisadas por la Auditoría Superior de la Federación, por la Secretaría de la Función Pública, “y en lo que a mí me ha tocado en el Tren Maya o en el Transístmico, es la instrucción del presidente López Obrador de que revisemos a todas las empresas que estaban concursando”.

Por su parte, el presidente fundador de Anei, Fernando Turner Dávila, le dijo al funcionario que apoyan los esfuerzos en contra de la corrupción, pero le temen a la discrecionalidad con que actúan la UIF y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por lo que pidió que haya parcialidad.

“Quisiera resumir el sentimiento de los empresarios que formamos la Anei, en primer lugar que apoyamos el combate a la corrupción. Muchos de nosotros criticamos el régimen pasado por ese motivo, por la falta de crecimiento y de apoyo a las empresas y esperábamos un cambio”, resaltó.

Sin embargo, “sentimos que extrañamos resultados más concretos y más definitivos, sabemos que usted no es fiscal federal, es usted el jefe de una Unidad de Inteligencia Financiera con atribuciones limitadas”, señaló Turner Dávila.

Dijo que hay muchas cosas que atemorizan a los empresarios, una de ellas es que amanezcan con una cuenta congelada con una operación legítima de transferencia o movimientos, debido a esa discrecionalidad.