Tijuana, BC., Empresarios en Baja California pidieron una reunión a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para negociar una solución al incremento al costo del combustible en la entidad, que ha dejado fuera de competencia a las estaciones de gasolina contra los precios del otro lado de la frontera, informó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial Tijuana, Humberto Jaramillo Rodríguez.

El empresario dijo que además de la participación de una comitiva de la Iniciativa Privada (IP) también pedirán la intervención del gobernador Francisco Vega de Lamadrid para que los acompañe en este encuentro y encabece la reunión con el titular de la dependencia federal, José Antonio Meade.

Es evidente la manifestación de inconformidad que hay por parte de la sociedad con relación a los incrementos, ahora lo están haciendo por la gasolina, pero se suman los incrementos a la energía eléctrica, al agua, a muchos otros servicios , advirtió.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Tijuana, Gilberto Fimbres Hernández, lamentó que el gobierno federal traslade toda la carga fiscal al consumidor final y que no haya voluntad por parte de las autoridades para revisar los esquemas de reducción de impuestos para bajar el costo del combustible.

Detalló que, a nivel nacional, Coparmex está haciendo un llamado al Congreso de la Unión para la revisión y ajustes pertinentes a la Ley del IEPS, para aminorar las afectaciones y evitar su impacto directo a la economía de los consumidores.

Vega De Lamadrid va a Conago

Por su parte, el gobernador Francisco Vega de Lamadrid informó a través de un comunicado de prensa que el próximo 9 de enero durante su participación en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) con los titulares de la Secretaría de Hacienda y Petróleos Mexicanos (Pemex) abordará la apertura del mercado de expedición y venta de gasolinas y diesel, así como la liberación en los precios de los combustibles.

Expuso que planteará las condiciones en la frontera y la necesidad de contar con medidas diferenciadas que le permitan tener precios de combustibles menores, o cuando menos competitivos con relación a California, Estados Unidos, donde actualmente se puede comprar el litro de gasolina hasta 20% más barata que en Tijuana o Mexicali.

[email protected]