Con el fin de enfrentar los principales retos que existen en las actividades primarias de la Ciudad de México, autoridades locales están desarrollando diversas estrategias, entre ellas, crear programas de capacitación para los campesinos, así como destinar más recursos al campo.

Durante la entrega de apoyos del programa Altepetl, que se realizó en el Bosque de Tláhuac, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, explicó que uno de los objetivos de su administración es potencializar el campo, pero para ello, dijo, se deben resolver diversos retos, entre los que destacan la falta de comercialización, infraestructura insuficiente e incluso precariedad en la mano de obra.

Ejemplificó que uno de los problemas que enfrentan las alcaldías de Tláhuac y Xochimilco es la falta de comercialización, por lo que resulta necesario que haya más centros donde los campesinos puedan distribuir sus productos. Otro pendiente es la falta de sistemas hidráulicos efectivos, ya que hay problemas con el riego.

Recordó que en el Presupuesto de Egresos 2019 local para el rubro del campo se destinaron 1,000 millones de pesos, lo significó un aumento significativo.

“La administración pasada daba 200 millones de pesos para todo el campo de la ciudad, para los bosques; y este año estamos dando 1,000 millones para todos los ejidos y comunidades de la Ciudad de México”, manifestó.

La mandataria capitalina aseguró que para lograr este aumento se disminuyeron los gastos de altos funcionarios. Actualmente, añadió, ya no se le pagan gastos médicos mayores, los burócratas deberán ir al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. Además, se recortaron 1,000 plazas de altos funcionarios.

Sheinbaum Pardo expuso que para que en Tláhuac la comercialización de productos agroalimentarios que se generan en la demarcación sea más directa, se construirá un mercado en la zona.

“Además de un trabajo que ya se está haciendo en la Central de Abasto para que puedan tener también un acceso directo y poder comercializar adecuadamente los productos”, expuso.

El presidente del Ejido San Andrés Mixquic, Tláhuac, Erasto Hernández Leyte, enunció que otro de los retos agrarios que existen en la capital es la cuestión de límites territoriales.

“Por ejemplo, recientemente 400 hectáreas productivas de Tláhuac se le otorgaron al municipio de Valle de Chalco, Estado de México. La principal producción de romero nacional la tenía la capital y por esta acción se pasó para el Estado de México”, declaró.

Entregan apoyos

La directora general de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural de la Secretaría del Medio Ambiente de la capital, Columba Jazmín López Gutiérrez, detalló que otorgarán 323 apoyos en Tláhuac, los cuales corresponden en conjunto a 10.9 millones de pesos para el desarrollo rural y actividades productivas.

Agregó que la Secretaría del Medio Ambiente ha apoyado con 3.4 millones de pesos para la rehabilitación de los módulos de El Toro y El Tequesquite; con ello se beneficiarán 1,743 hectáreas y 4,016 productores.

[email protected]