Puebla, Pue. A más de un año de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta e integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) tuvieron su última reunión, ambos retomaron el diálogo para acordar trabajar en lograr una reactivación económica a mediano plazo, recuperar más de 10,000 empleos y abordar la seguridad del estado.

Al respecto, el presidente del organismo, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, comentó que este encuentro privado con el ejecutivo estatal se dio el fin de semana, luego de que hubo un distanciamiento por algunas diferencias en ciertos temas que los llevaron a comentarios opuestos y un distanciamiento.

El gobernador dijo hace un mes que no eran “útiles” los organismos empresariales y, por ello, "tampoco era importante sostener una reunión con esa clase patronal."

Alarcón Pacheco indicó que se trata de “un borrón y cuenta nueva” entre ambos porque lo prioritario es hacer sinergias para enfrentar de mejor forma los efectos económicos que ha dejado el Covid-19.

“Necesitamos mejores estímulos económicos de la autoridad y ésta que nosotros sigamos invirtiendo para generar empleos, por ello es importante la colaboración en este entorno complicado”, ahondó.

Aunque no quiso detallar sobre los incentivos fiscales, el dirigente empresarial afirmó que lo importante es retomar el diálogo para encontrar estrategias que permitan mejorar la economía de Puebla, dejando en claro que no se pueden volver a parar las actividades pese al alza de contagios.

Indicó que la Iniciativa Privada está en plena disposición de reforzar las medidas sanitarias en los centros de trabajo, pero que también haya flexibilidad del gobierno estatal en ciertos sectores productivos para operar y que no implican riesgos.

Comentó que no se tocó el tema de establecer una agenda de trabajo, pero sí que cada uno haga su parte y quede abierta la comunicación permanente.

La intención es que haya un encuentro donde puedan estar los presidentes de las 27 cámaras y asociaciones que integran el organismo en el estado de Puebla.

estados@eleconomista.mx