Monterrey, NL. Los ingresos totales del gobierno de Nuevo León durante el mes de junio de 2020 sumaron 3,312 millones de pesos, lo que representó una baja de 40.1% con respecto a lo presupuestado para este mes, informó el secretario de Finanzas y tesorero general del estado, Carlos Garza Ibarra.

Puntualizó que con base en estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de la propia Secretaría de Finanzas y Tesorería General del estado,  la expectativa en materia de ingresos para el segundo semestre se visualiza como crítica, por lo que es muy probable que no se pueda cumplir con las metas de gasto programado planteadas en el presupuesto de Egresos.

En el primer semestre la baja en los ingresos fue de 2.9 por ciento, lo cual representa 732 millones de pesos menos de lo programado, indicó.

En el caso de los ingresos propios, lo presupuestado era de 1,200 millones de pesos y la baja en el mes de junio fue de 30.5%, es decir, 366 millones de pesos.

Las participaciones tenían presupuestado para el mes de junio 4,326 millones, mismas que decrecieron 42.7%, lo que representó una variación de 1,848 millones de pesos. Dichas disminuciones son las más altas que se han registrado en los casi cinco años de la administración estatal actual.

El secretario de Finanzas explicó que debido a la reducción de la actividad económica como efecto de la contingencia de salud por la pandemia de Covid-19, los ingresos propios que mayor retroceso mostraron son los generados por el Impuesto sobre Nóminas, así como los impuestos que se aplican a casinos, al hospedaje y los derechos vehiculares y servicios del registro público.

Con respecto a las participaciones federales, indicó que en la primera quincena de julio se recibirán recursos del Fondo para la Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) por 725 millones de pesos. De estos recursos, se transferirá, con base a lo que establece la Ley de Coordinación Fiscal, lo correspondiente a los municipios del estado.

Precisó que estos recursos sólo compensarán alrededor del 50% de la caída en las participaciones federales. Por ello, el gobierno del estado analiza realizar ajustes para compensar la reducción extraordinaria de los ingresos.

abr