Monterrey, NL. El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón aseguró que a partir del próximo jueves 22 de octubre se tomarán medidas más estrictas para evitar que se incrementen los contagios por Covid-19, ya que el estado no está preparado financieramente para un segundo rebrote de esta pandemia.

“Se cerraron 150 negocios, el problema es que no se cumple con las medidas de sanidad y no queremos permitir que la reactivación económica se pare. Ya no tenemos dinero para enfrentar un segundo rebrote”, alertó el mandatario estatal.

Explicó que a los restaurantes se les tuvo confianza y se amplió el aforo y horarios, porque se entiende que hay mucha presión social por el confinamiento, sin embargo, no pueden entrar a los establecimientos menores de edad y personas de la tercera edad, para cuidar su salud.

Y debido a que han aumentado las hospitalizaciones por Covid en los últimos ocho días, de 970 a 1,162 se decidió que no habrá peregrinaciones a la Basílica y se mantendrán cerrados los panteones el día de Muertos.

Las obras pendientes, se van a concluir pese a la pandemia, el Metro tendrá más vagones, se van a incrementar los camiones en la Ecovía, se va a concluir el periférico, y habrá más rutas de camiones en los municipios de García y Juárez, prometió.

“El gobierno ha trabajado en el sistema de salud, la coordinación nos ha ido haciendo mejores, no creo que tengamos problema, el rebrote depende de todos, si no nos cuidamos puede ser más fuerte, la gente tiene que entender”, dijo Rodríguez Calderón.