Monterrey, NL. Al cierre del primer semestre de 2019, la deuda de corto plazo del gobierno de Nuevo León se redujo en 1,979 millones de pesos, lo que representó una baja de 57% respecto al mismo periodo del año anterior, informó el secretario de Finanzas y tesorero general del estado, Carlos Garza Ibarra.

El funcionario agregó que durante el primer semestre del presente año la administración estatal realizó una amortización de la deuda de largo plazo por 189 millones de pesos.

Así lo indicó, al comentar los principales puntos del Informe de Gestión Financiera correspondiente a los primeros seis meses de 2019.

Cabe mencionar que al 30 de mayo de 2019, el gobierno de Nuevo León alcanzó el semáforo verde en el indicador de obligaciones a corto plazo y proveedores y contratistas del sistema de Alertas, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Garza Ibarra dijo que, el gobierno estatal se ha enfocado en los temas prioritarios establecidos en el Plan Estatal de Desarrollo y mantiene orden y disciplina en sus finanzas, ya que es la única forma de atender las necesidades de la población y hacer frente a los compromisos contraídos por administraciones anteriores.

En cuanto a los resultados obtenidos en el segundo trimestre de este año, los ingresos totales sumaron 48,367 millones de pesos, cifra que es 8% superior a la registrada en el mismo periodo de 2018.

Por otra parte en el segundo trimestre, los ingresos de gestión sumaron 9,958 millones de pesos.

abr