Monterrey, NL. El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, convocó a estados y municipios a trabajar junto con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para resolver la situación del retraso en los cruces fronterizos hacia Estados Unidos y evitar que la relación con ese país se fracture.

“Tenemos que ponernos de acuerdo con el presidente para que los gobernadores, alcaldes y todo mundo hagamos nuestro mejor esfuerzo para que esta relación con Estados Unidos no se quiebre”, destacó.

México podría tener un problema muy grave por la dependencia exportadora con la Unión Americana, “tenemos que estar unidos sin la confrontación con el gobierno de Estados Unidos”, refirió.

Rodríguez Calderón mencionó que el tema de la migración está provocando dicha situación en la frontera, por lo que propuso al primer mandatario iniciar con el reordenamiento de las ciudades fronterizas.

Puso el ejemplo de Nuevo León, que cuenta con 50,000 hectáreas en la zona especial donde aplican incentivos fiscales, de ese total, 30,000 hectáreas de riego no se utilizan por falta de capital humano; por ello, propuso desarrollar esa zona como parte de la solución para las personas que migran.

“Se lo propuse al presidente y vamos a agilizar ese tema, ya hay un equipo del gobierno trabajando en eso. Tenemos que convivir de mejor manera en la frontera norte, es la que genera riqueza al resto del país”, expuso.

Recordó que el pasado viernes tuvo una reunión con Margarita Ríos-Farjat, titular del Servicio de Administración Tributaria, así como con Ricardo Peralta Saucedo, administrador general de Aduanas, sobre la posibilidad de agilizar la negociación para abrir carriles en la frontera norte.

Los cierres parciales en los cruces fronterizos de Nuevo Laredo han provocado retrasos de hasta seis horas al transporte de carga, mientras que en Ciudad Juárez hay filas de 10 a 12 horas de tráileres y en Tijuana de ocho a 10 horas, por lo que sólo 65% de este tipo de transporte puede cruzar diariamente.

[email protected]