Guadalajara, Jal. Con una visión metropolitana, el gobierno de Jalisco presentó la reestructuración del transporte público para el área metropolitana de Guadalajara.

En un hecho calificado como “histórico”, la Junta de Coordinación Metropolitana – integrada por autoridades municipales y estatales-, aprobó de manera unánime el “mapa base” para garantizar la cobertura del transporte público en la ciudad.

Dicho mapa contempla 19 rutas troncales y una reducción de 30% en los tiempos de espera del servicio en la zona metropolitana de Guadalajara.

De acuerdo con el proyecto, el 96% de las colonias de la ciudad contarán con servicio y se atenderán zonas que hasta ahora no tenían transporte, lo que supone un aumento de la cobertura al pasar de 57,000 a 69,000 hectáreas con servicio.

“Hoy se está dando un paso histórico; el hecho de que este proceso se haya hecho en un ejercicio de diálogo con los municipios es, en sí mismo, una gran noticia. Agradezco a las presidentas y presidentes municipales del área metropolitana su participación; estuvo cada uno de ellos revisando ruta por ruta para garantizar su conectividad”, afirmó el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez.

De acuerdo con el titular del Ejecutivo estatal, el primer paso en el proyecto de mejora del servicio fue la regularización legal de las concesiones, para luego, proceder al reordenamiento de rutas.

En tanto, la siguiente etapa será concretar el sistema de pago electrónico en todas las unidades.

“Ahora se trata de que el transporte llegue a donde la gente lo necesita no a donde sea más negocio, y eso es un cambio de fondo en la manera de abordar el tema”, subrayó Alfaro.

Por su parte, el director del Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), Mario Silva, indicó que con la aprobación del “mapa base” para la cobertura del servicio de transporte público, “por primera vez la ciudad se plantea la meta de conexión…Es el primer paso para la reestructuración y vamos hacia la conformación de una red que tenga un esquema ordenado".

El instrumento técnico elaborado para garantizar la cobertura total del transporte público, fue avalado por los nueve presidentes municipales que conforman la zona metropolitana de Guadalajara, además del gobierno de Jalisco, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el Consejo Ciudadano Metropolitano (CCM).