Debido al aumento de los incendios forestales en la urbe, derivados de la sequía actual, autoridades locales informaron que se redoblarán los esfuerzos para mantener de forma permanente una campaña de prevención y atención de estos sucesos.

De acuerdo con datos del Gobierno de la Ciudad de México, del 1 de enero al 18 de abril del 2021 se han registrado 888 incendios forestales que impactaron 4,101 hectáreas, principalmente en las alcaldías de Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco; a la par, se registraron 612 conatos de incendios.

Precisamente, las cifras de este 2021 ya rebasaron a las del 2020, ya que durante el año pasado la superficie total afectada por incendios forestales fue de 2,200 hectáreas.

Al respecto, la titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), Marina Robles García, detalló que entre las razones por las que actualmente se han dañado más de 4,000 hectáreas, destaca principalmente el factor climatológico, donde está la sequía.

“Existe en el país una condición climatológica especial que hace que haya condiciones propicias para la generación de incendios”, sostuvo en conferencia virtual.

Ante este escenario, la funcionaria estatal indicó que ya comenzó a implementarse el Protocolo de Incendios Forestales en la Ciudad de México, el cual se actualizó en marzo del 2020 y establece cómo deben actuar las instituciones de los tres órdenes de gobierno, organismos del sector social y voluntarios para atender, controlar, combatir y liquidar estos siniestros.

Fortalecimiento en prevención y atención

Informó que ya se mejoró el sistema de radiocomunicación, al pasar de un sistema análogo a uno digital, y también se construyó la torre de observación en el cerro del Ayaquemetl, en la alcaldía Tláhuac.

Además, se han adquirido vehículos que permiten que los brigadistas accedan a zonas difíciles: cuatro pipas de 3,000 litros y una pipa de 10,000 litros.

Robles García puntualizó que la Sedema y el Heróico Cuerpo de Bomberos coordinan una estrategia de prevención y combate de incendios urbanos forestales.

Sobre la campaña permanente que se mantiene, expuso que está integrada por los siguientes puntos: no arrojar materiales encendidos o inflamables en áreas boscosas o pastizales, no quemar basura, evitar fumar y arrojar colillas encendidas en bosques y zonas de pastizal, no encender fogatas, ni realizar quemas agrícolas y por pastoreo.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, también recordó que se ha fortalecido la prevención y la atención a los incendios forestales con 7,000 brigadistas, que apoyan en las áreas de valor ambiental de la Ciudad de México.

“Se aumentó el número de combatientes, de brigadistas desde que entramos al Gobierno de la Ciudad, ahora están más capacitados, inclusive tienen equipo, pero aun así frente a la situación que estamos viviendo este año requerimos el apoyo de la ciudadanía”, sostuvo.

La mandataria local también exhortó a los agricultores y pequeños ganaderos de la capital y del Valle de México a evitar los incendios para la alimentación de ganado durante esta época.

“Evitarlos particularmente en esta época y acercarse a las instituciones, y en general a la ciudadanía, pues que estemos pendientes de estos incendios, que si los vemos los reportemos de inmediato”, dijo.

estados@eleconomista.mx