Los gobernadores de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, y de Durango, José Rosas Aispuro Torres, aseguraron que ambos continuarán insistiendo ante la federación para lograr obtener la suma programada de 150 millones de pesos para el proyecto base del Metrobús para el área de Durango, una obra integral de movilidad para la comarca lagunera.

El ejecutivo estatal de Coahuila argumentó que un proyecto de esta magnitud beneficiará a más de 200,000 usuarios que se trasladan desde Matamoros (Coahuila) hasta Lerdo (Durango), por lo que le están dando toda la atención que requiere.

Es así que este martes sostendrán varias reuniones de trabajo en Ciudad de México para dar seguimiento a los asuntos que quedaron pendientes, entre ellos el proyecto del Metrobús.

Cabe recordar que el pasado 16 de junio el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habló acerca de la posible cancelación del proyecto en Durango (el gobierno de Coahuila ha declarado que en el estado continúa la obra, ya que estiman un avance en las obras de 95%), no obstante, posteriormente abrió la posibilidad de realizar una consulta formal.

La fase uno de la obra consta de 32.5 kilómetros de longitud, 24.8 kilómetros en Coahuila y 7.7 kilómetros en Durango, con la construcción de dos terminales con 29 estaciones intermedias y 525 parabuses, estimación realizada por la empresa Transconsult.

Y es que de acuerdo con el Instituto de Recursos Mundiales y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, el proyecto de Metrobús de La Laguna que involucra la conectividad de dos estados, Coahuila y Durango, y cuatro municipios, Torreón, Matamoros, Gómez Palacio y Lerdo, está diseñado para atender diariamente entre 122,000 y 170,000 viajes de lagunenses que, en promedio, representan 40% del total de viajes diarios de la región (350,000).

Por tanto, refieren los organismos que las implicaciones técnicas que resultarían de la posible cancelación del proyecto del corredor troncal de transporte masivo de La Laguna, conocido como Metrobús, son: retrasar la inversión en movilidad sustentable y generar pérdidas de los recursos públicos y privados invertidos; anular la oferta de un sistema de movilidad metropolitana para el acceso al trabajo y por tanto el desempeño económico de la región, y la desatención de la necesidad de la población lagunense de mejorar el transporte público.

Consulta

En tanto, habitantes de los municipios de Torreón y Matamoros, en Coahuila, y de Gómez Palacio y Lerdo, en Durango, coincidieron en continuar con la construcción del Metrobús.

Lo anterior, de acuerdo con una encuesta telefónica que realizó la empresa Massive Caller, que arrojó que 63.1% de los habitantes de dichos ayuntamientos votó por continuar con el proyecto, mientras que 36.9% pidió que se cancelara.

Otros pendientes

Durante la reunión que sostuvieron los gobernadores de Coahuila y Durango también abordaron temas como el agua potable y el Fondo Metropolitano, en beneficio de la Zona Metropolitana de La Laguna.

Riquelme Solís advirtió que próximamente se entrevistarán con funcionarios de la Comisión Nacional del Agua para definir las estrategias que impacten de forma positiva a los laguneros.

También, gestionaron los recursos pendientes —periodos 2018-2019— del Fondo Metropolitano, que rondan 400 millones de pesos y que servirían para proyectar más obras.

[email protected]