Monterrey, NL. El mandatario de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, indicó que el informe trimestral sobre la economía y el Plan Emergente para el Bienestar y el Empleo en México frente al Covid-19 del presidente Andrés Manuel López Obrador les dejó “un mal sabor de boca a los gobernadores”.

Lo anterior, dijo, porque no se mencionó el trabajo de equipo que están haciendo los ejecutivos estatales para evitar la propagación del coronavirus. “Tampoco se escuchó el apoyo a quienes mantienen los empleos en México”.

“Varios gobernadores estuvimos esperando el mensaje del presidente, lamentablemente nunca mencionó a los gobernadores, nunca mencionó el trabajo en equipo que se requiere para poder evitar la propagación de la enfermedad en cada entidad federativa y tampoco escuchamos el apoyo a los creadores de empleo, a quienes mantienen los empleos de México y de Coahuila”, refirió.

“Mi punto de vista es que debemos seguir trabajando en conjunto con la sociedad. La marcha de Coahuila no se puede detener y los problemas lamentablemente los tenemos que arreglar en casa”, señaló.

“De ahí que hubiera sido importante escuchar el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, así como que se hubiera dicho a los empresarios que no se preocuparan por el pago de impuestos o que se los pudieran diferir”, expuso.

El mensaje de López Obrador, indicó Riquelme Solís, se quedó muy corto para la gran problemática que tiene México en estos momentos; confió en que el equipo de trabajo del presidente pueda en los próximos días implementar medidas de apoyo a las entidades.

“Los estados del norte aportan mucho al país, y en esa medida tendría que haber reciprocidad hacia las entidades; no lo escuchamos, sin embargo, esperamos que en los próximos días se sienten con nosotros (...) y que las consecuencias que va a tener el país por frenar la movilidad de una sociedad trabajadora, tengan en respuesta los incentivos económicos que realmente se requieren”, agregó.

El gobernador comentó que Coahuila está enfrentando esta pandemia en todos los frentes, salud y economía, a pesar de que fue uno de los primeros estados que conformó un comité para la reactivación económica, de acuerdo con la vocación de las cinco regiones de la entidad.

“Se requiere la ayuda del gobierno federal, no hemos podido resolver el apoyo para quienes son proveedores de AHMSA y tienen una problemática en la región, tampoco se ha resuelto la compra de carbón por parte de Comisión Federal de Electricidad. Me hubiera gustado que en esa parte vulnerable de Coahuila se hubiera tenido una respuesta contundente, no la hubo”, lamentó.

“Pero hay esperanza de que todos los gobernadores y gobernadoras tengan una reunión para resolver los problemas que aquejan a cada región”, aseveró.

Ejemplificó con la región noreste, ya que se ha reunido con los gobernadores de Nuevo León, Tamaulipas y Durango, donde hay especial interés por reunirse con el presidente de la República para resolver la problemática de la zona fronteriza.

[email protected]