Guadalajara, Jal. Los siete gobernadores que integran la Alianza Noreste-Pacífico (Nuevo León, Coahuila, Durango, Tamaulipas, Jalisco, Colima y Michoacán), integrarán una agenda común con la Alianza Centro-Bajío-Occidente (Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí) para la reactivación económica tras la pandemia por Covid-19.

Durante la decimosegunda Reunión Interestatal Covid-19 realizada en Tequila, Jalisco, a donde acudió por primera ocasión el mandatario de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, los gobernadores acordaron convocar a la Alianza Centro-Bajío-Occidente para sumar los esfuerzos de ambas regiones.

No vamos a permitir que nuestra gente se muera sin haber hecho todo lo que está a nuestro alcance para evitarlo. Muestra de ello es que la próxima semana, los estados de la región Centro-Bajío-Occidente iniciaremos las reuniones para formar una agenda común de reactivación económica; es decir, el grupo que hoy estamos aquí con los gobernadores del Bajío, Centro y Occidente”, señaló el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

Exigen diálogo

Tras reprobar la estrategia federal para enfrentar la emergencia sanitaria y la falta de coordinación y comunicación con las entidades federativas, los mandatarios estatales firmaron una carta que enviarán al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para pedir que los reciba en audiencia y entablar un diálogo directo con él.

“Hasta hoy, los gobernadores hemos atendido esta emergencia sanitaria con nuestras capacidades y recursos que sin duda son insuficientes para el tamaño del desafío”, indicó Aureoles Conejo.

“Es urgente un diálogo directo con el presidente de la República para unificar criterios con los estados, definir prioridades que nos permitan salvar vidas”, comentó.

“Insistimos en que la crisis nacional que enfrentamos requiere ser enfrentada por todas las fuerzas del país y por todas las instituciones que conformamos el Estado mexicano, por eso hacemos un llamado a la federación a dialogar y a asumir la responsabilidad que la ley le mandata”, refiere el documento signado por los gobernadores.

De igual manera, señalaron que la ciudadanía ha sido confundida por las “múltiples contradicciones e imprecisiones” en las que ha incurrido el vocero de la Estrategia Nacional de Salud, Hugo López Gatell.

“Una muestra clara, es la implementación equivocada del semáforo nacional y su diferencia con los indicadores locales. La imprecisión y contradicción confundió a la ciudadanía y generó la percepción equivocada de que podían abandonar la cuarentena y salir a la calle a partir del primero de junio; eso se refleja en un incremento importante en la movilidad en los estados”, dijo el gobernador de Michoacán al leer el acuerdo alcanzado por los mandatarios.