Los Cabos, BCS. Los gobernadores de los estados que integran el Mar de Cortés coincidieron en los ejes que ayudarán a detonar esta zona como un polo de desarrollo: integración regional, diversificación económica y facilitar la llegada de inversión privada.

Las entidades de esta región –Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit– representan 9.3% de la población total y 10.8% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional; en crecimiento económico promediaron una tasa de 2.4% anual en la última década y 4.6% en rangos prepandemia, frente a 1.6 y 2.1% del país, respectivamente.

Al participar en uno de los paneles del Foro Mar de Cortés, realizado la semana pasada, el mandatario de Nayarit, Miguel Ángel Navarro Quintero, propuso una mayor integración regional. “Debemos vernos menos como estados y más como región”.

Informó que su gobierno implementa programas para el desarrollo de infraestructura que permita una mejor integración regional; subrayó tajante que Nayarit no quiere ser sólo “un pegoste” de la región del Mar de Cortés.

“Si nosotros los que estamos aquí sentados (refiriéndose a los gobernadores), nos decidimos, junto a los aquí presentes (empresarios de la zona) habremos de ser la región más rica del país”, ahondó.

Incluso ofreció compartir recursos naturales de su entidad, como el agua de sus cinco grandes ríos y la electricidad generada en las tres presas hidroeléctricas instaladas dentro de su territorio.

El también exsenador de la República propuso realizar un trabajo coordinado con el sector privado para impulsar el desarrollo económico de la región.

Imperativo diversificar la actividad turística: Castro Cosío

A su vez, el gobernador sudcaliforniano, Víctor Manuel Castro Cosío, dijo que es imperativo diversificar la actividad turística en esa entidad, que es, por mucho, el principal motor económico.

Expuso que la difícil situación económica, generada por las medidas ordenadas por las autoridades sanitarias para contener la pandemia de Covid-19, puso de manifiesto que el hecho de que el estado haya apostado principalmente a una actividad “nos puso en una condición económica verdaderamente triste. Y ya van dos (refiriéndose a la pandemia de la influenza H1N1 de 2009)”.

De acuerdo con el mandatario, en el 2019 los destinos turísticos de Baja California Sur recibieron cuatro millones de turistas y en el 2020 bajó a la mitad.

Por lo anterior, señaló que un estado que diversifica su economía tiene mayor posibilidad de estructurar un proyecto integrador, aunque mencionó que, al menos en el corto plazo, no será fácil sustituir al turismo como el principal motor de la economía estatal.

Según datos del Inegi, el PIB de Baja California Sur ascendió a 217,470 millones de pesos corrientes en el 2019, monto del cual, 65.1% corresponde a actividades terciarias, 31.6% a secundarias y 3.3% a primarias.

Se requiere más inversión privada: Rocha Moya

Por su parte, el gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, expuso que en esa entidad se requiere que haya mayor inversión privada, principalmente para agregarle valor a los productos que genera, sobre todo del sector primario, en el cual es altamente competitivo.

En ese sentido, mencionó que Sinaloa tiene un potencial en la agricultura y la pesca.

A la par, la moderadora del panel, Valeria Moy, directora general del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), comentó que de acuerdo con el Índice de Competitividad Estatal, Sinaloa es el estado más competitivo de los cinco que integran la región del Mar de Cortés, sin embargo, es uno de las 10 entidades del país que menos Inversión Extranjera Directa recibe.

Posteriormente, el Ejecutivo estatal aseveró que se requiere inversión privada para transformar lo que ahí se produce, por ejemplo, como las seis millones de toneladas de maíz blanco, “pero no hay una sola harinera en el territorio sinaloense”.

Se comprometió a trabajar para lograr una mayor vinculación entre los sectores público y privado, así como a proteger la inversión.

Energías limpias son una alternativa: Ávila Olmeda

La gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, dijo que su administración buscará las mejores alternativas para seguir impulsando la generación de energías limpias, pero apegándose a los lineamientos federales.

La moderadora del panel planteó que Baja California ocupa el lugar 19 en inversión en energía renovable y recordó que en el 2020 el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que “nunca más” se otorgarían permisos para energía eólica en La Rumorosa.

En ese sentido, la mandataria aseguró que se impulsará la generación de energías renovables, pero “apegándonos a los criterios del gobierno federal” y atendiendo a lo que ocurre a escala internacional, con el impulso de las energías renovables.

“Estamos buscando las mejores condiciones y oportunidades para impulsar desde los distintos ámbitos de nuestra competencia para que se generen las condiciones y potenciar el uso de energías renovables en ciertos sectores”, manifestó.

Luego, en entrevista expresó que es muy importante la integración económica regional para fortalecer las economías estatales, potencializando las diferentes industrias que ya se tienen.

estados@eleconomista.mx