Monterrey, NL. En respuesta al llamado que hizo el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador a los gobernadores para establecer un acuerdo nacional en favor de la democracia y evitar que intervengan a favor de algún candidato o partido, los mandatarios que conforman la Alianza Federalista le enviaron una carta donde aceptan la invitación a un acuerdo por la democracia pero que comprometa a todos los niveles de gobierno y poderes de la Unión; y respaldaron al gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

En la misiva que leyó el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, indica que esta convocatoria a un acuerdo se necesita en otros frentes como los de la contingencia sanitaria y económica, y en temas de seguridad, vacunación, presupuesto y reforma energética.

“Lamentamos por igual el silencio por respuesta a nuestras reiteradas invitaciones al diálogo federal efectivo”, indican los gobernadores.

Los mandatarios refrendaron a la Nación la convicción y compromiso de que ningún poder, estatuido o fáctico, intervenga indebidamente en los procesos electorales, que serán los más complejos de la historia.

“Coincidimos y aceptamos su oferta de evitar desde el poder federal todo tinte electoral en programas sociales, el uso indebido de recursos públicos y la compra de lealtades. Por ello formalmente le solicitamos retire del programa de vacunación por la pandemia de Covid-19 a los mal llamados Siervos de la Nación, cuya presencia además de innecesaria es cuestionable”, .

Por otra parte, los gobernadores de la Alianza Federalista le reclaman al presidente “que es inaceptable que se use a las instituciones de justicia para perseguir adversarios, silenciar críticos, o someter a la pluralidad política a la voluntad del presidente o a la conveniencia de su partido. La Ley no es instrumento de campaña, ni de venganza”, aseguraron.

También reclamaron las agresiones en contra de la Auditoría Superior de la Federación, cuando están expeditos los mecanismos para presentar aclaraciones a los informes de la propia Auditoría, tal y como lo hacen los gobiernos de la Alianza cada año.

Finalmente “los gobernadores de la Alianza Federalista expresamos nuestra absoluta solidaridad al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. Es inaceptable y no permitiremos que se use a las instituciones del Estado para someter a adversarios políticos”.

Por tanto, advirtieron que llevarán a cabo todas las acciones necesarias en todos los frentes, “para defendernos de la embestida política que se ordena desde Palacio Nacional”.