Monterrey, NL. El gobernador Jaime Rodríguez Calderón suscribió la declaratoria de emergencia de Nuevo León, estimando que los daños que ocasionó la depresión tropical Fernand, ascienden a más de 7,500 millones de pesos.

Dijo que en materia de infraestructura educativa más de 400 escuelas sufrieron daños en sus instalaciones, además de viviendas, caminos, puentes, vados y pluviales.

Por ello se entrevistará con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a quien solicitará los recursos provenientes del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

El Fonden atiende los efectos de desastres naturales, imprevisibles, cuya magnitud supere la capacidad financiera de respuesta de las dependencias y entidades paraestatales, así como de las entidades federativas.

El mandatario encabezó la reunión del Comité de Contingencias Hidrometereológicas, a la que asistieron alcaldes rurales y del área metropolitana que sufrieron daños en sus municipios por las intensas precipitaciones del pasado miércoles.

Jaime Rodríguez aseguró que los daños son muchos y rebasan el presupuesto del estado y de los municipios afectados.

Señaló que aún y cuando se adquirió un seguro para este tipo de contingencias, éste resulta insuficiente dada la magnitud del desastre.

“Vamos a poner solamente los daños que causó este fenómeno porque luego nos van a meter en un lío a todos en el tema de la corroboración, habrá comisiones que habrán de corroborar esta información que ustedes nos dan”, les dijo Jaime Rodríguez a los munícipes.

Además, se informará al Congreso local que es necesario utilizar recursos estatales para atender de manera inmediata la emergencia.

El titular de Protección Civil de Nuevo León, Miguel Ángel Perales, señaló que las medidas de prevención fueron vitales para reducir los riesgos a la población.

Ello, expuso, a pesar de que la depresión tropical Fernand provocó precipitaciones mayores a las de los huracanes “Alex” y “Gilberto”, en donde cayeron 446 y 370 milímetros de agua, respectivamente.

“Para darnos una idea de que a pesar de que no fue un huracán este fenómeno (Fernand) la captación de lluvia fue muy relevante y los resultados también importantes de destacar; la lamentable muerte de una persona comparada con 21 muertes que hubo con ‘Alex’ y 225 del huracán ‘Gilberto’”, apuntó.

El director general del Organismo de Cuenca Río Bravo, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Mario  Alberto Quezada Cortés, indicó que al margen de los daños, lo positivo es que las presas repuntaron su nivel de captación.

Hasta este sábado la Presa El Cuchillo tiene un almacenamiento de 1,035 millones de metros cúbicos, y está a 92% de su capacidad; la Presa La Boca almacenó 36.4 millones de metros cúbicos lo cual representa un 104%, mientras que la Presa Cerro Prieto almacena 122 millones de metros cúbicos, un 40.6% de su llenado.

rrg