El gobierno del estado iniciará mesas de diálogo con el sector del transporte público para amortiguar el impacto por el incremento en los precios de la gasolina que entraron en vigor a partir del 1 de enero.

A finales de diciembre pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció un alza para las gasolinas Magna, Premium y el diesel de 14.2, 20.1 y 16.5%, respectivamente, es decir, de un promedio de 15.99, 17.79 y 17.05 pesos en igual orden.

Las mesas de diálogo con los concesionarios del transporte estarán acompañadas por integrantes de la SHCP y Pemex.

Ante el desabasto de los productos de Petróleos Mexicanos (Pemex), y la entrada en vigor de los nuevos precios a los combustibles la Profeco comenzó un operativo para vigilar el cobro y la venta de litros completos.

En tanto, se registró un cierre en la carretera México-Querétaro por una manifestación en contra de los nuevos precios del combustible, que entraron en vigor a partir del 1 de enero.

Persistirá desabasto

La Unión de Estaciones de Servicio de Querétaro informó que a raíz del anuncio del incremento en el precio de los combustibles ha existido una mayor demanda de los usuarios, situación que, sumada a la falta de abasto de Pemex, ha generado la prestación irregular del servicio, lo que continuará mientras persistan las deficiencias en la entrega del hidrocarburo.

A través de un comunicado, la organización a cargo de Enrique Arroyo Enzastiga recordó que desde el pasado 10 de noviembre se hizo del conocimiento de la sociedad la falta de productos de Pemex (gasolinas y diesel), motivo por el que iniciaron reuniones de trabajo semanales con representantes del área comercial en la entidad, con la intención de disminuir el impacto del desabasto, y sufrir afectaciones menores a las de estados como Guanajuato, Michoacán y San Luis Potosí.

Arroyo comentó que hasta el jueves 29 de diciembre se contabilizaron 30 gasolineras afectadas por la falta de abastecimiento de Pemex a las estaciones de servicios.