Tijuana, BC. De acuerdo con la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina de Tijuana (APEGT), la fuga de consumidores que había en la frontera disminuyó, pese al incremento en el precio del combustible, debido a que los usuarios prefieren comprar en territorio mexicano que cruzar y adquirir el producto en Estados Unidos.

El presidente del organismo empresarial, José Luis Noriega Guzmán, explicó que en Tijuana entre enero y abril se consumieron aproximadamente 120 millones de litros mensuales de gasolina, lo que representa una baja en la fuga de consumidores a Estados Unidos y un repunte respecto al mismo periodo del 2017, cuando la cifra alcanzó los 100 millones.

Para el empresario las causas son distintas, pero consideró que la llegada de marcas estadounidenses a la ciudad, que ya cuenta con decenas de estaciones, el alza en el precio del combustible norteamericano y el crecimiento del parque vehicular son parte de los motivos que han influido en la decisión para que la gente prefiera quedarse que cruzar la frontera.

“La llegada de diferentes marcas con presencia en Estados Unidos representó un alto atractivo del consumidor, pero a medida que ha transcurrido el tiempo, el mercado se ha ido asentando y regresando a sus lugares consumo, esto ha representado una mejora también en estaciones Pemex (Petróleos Mexicanos)”, explicó.

Hasta la primera semana de mayo operan en total tres empresas de otras naciones: Chevron, Arco y British Petroleum.

En cambio, las compañías mexicanas al tratarse de grandes cadenas pueden mantenerse en la competencia, pero aquellas que tenían pocas estaciones optaron por vender o asociarse para poder competir en el mercado a las grandes trasnacionales, actualmente se mantienen Rendichicas, ASB y Gaspoint, todas ellas surtiendo sus productos desde la terminal de almacenamiento de Rosarito.

Variación

Según el reporte que realiza el organismo empresarial periódicamente para medir los cambios en el valor de la gasolina, el costo promedio del tipo regular es de 17.91 pesos, mientras que del lado estadounidense el precio oscila entre los 15 y 16 pesos en algunas estaciones de gasolina, aunque en algunas de las áreas comerciales más importantes como San Diego, el costo puede ser incluso más caro que en Tijuana, por encima de los 18 pesos.

El presidente de la APEGT refirió que las estaciones de Pemex ya están con planes de un cambio de imagen y procesos, inclusive ya están ofreciendo también un combustible con aditivo para seguir compitiendo en el mercado.

[email protected]