Querétaro debe reorientar y capacitar a su fuerza laboral en otros sectores, además del industrial, aseveró Eduardo de la Parra Cubells, presidente en el estado de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Desde el 2014, expuso, el sector restaurantero registra cuando menos 700 puestos de trabajo sin ocupar.

Yo lo resumiría en algo que es muy importante, y que le sigue faltando al sector: capacitación y profesionalización. Tenemos cuando menos 700 plazas vacantes; necesitamos personal en prácticamente todas las áreas de la gastronomía, pero hoy en día ya no cualquiera puede llegar y ser mesero o cocinero , detalló.

El empresario expuso que así como los sectores aeroespacial y automotriz han apostado por capacitar a la gente, otorgándole un mayor valor agregado, el sector alimenticio requiere de condiciones que ayuden a profesionalizar al gremio.

Nos urge un centro de capacitación en la zona del Bajío; de lo contrario se va a mantener ese déficit, porque la gente se va a seguir yendo hacia la parte automotriz y aeroespacial , planteó De la Parra Cubells.

Simbiosis

En este sentido, las instituciones educativas, agregó el presidente local de la Canirac, deben fortalecer el acercamiento con el sector empresarial, para lograr una mayor colocación de los egresados en las diversas áreas del sector privado.

lourdes.duran@eleconomista.mx