Puebla, Pue. La Red Mexicana de Franquicias prevé que los 1,900 negocios del sector, con la autorización de abrir también en domingo, puedan incrementar las ventas 20%, ya que en fin de semana hay más movilidad de personas en el Centro Histórico.

El presidente de esa organización, Francisco Lobato Galindo, destacó que los negocios están cumpliendo con las medidas sanitarias para no tener contagios de Covid-19 entre los 5,000 empleos que generan, además que siguen operando al 30% de aforo como marca la disposición de las autoridades.

Sin embargo, consideró que al haber menos contagios en las últimas semanas, deben permitirles atender a más clientes en los establecimientos para mejorar las ventas, en beneficio de los empleados que viven de las propinas.

Confió que abrir en domingo puede propiciar que cambie la expectativa de la recuperación económica para las franquicias, ya que calcularon un año y medio.

“Si los contagios bajan cada vez más, podemos aspirar a una recuperación más rápida, con todo y que en los casi cinco meses de confinamiento, quebraron 300 negocios con la pérdida de 1,500 empleos”, ahondó.

Lobato Galindo dijo que en un mes esperan se refleje en ventas el tener abierto fines de semana, aunque todo está en función de los consumidores que poco a poco van saliendo a la calle.

Destacó que las franquicias han venido realizando esfuerzos por mantener sus negocios pese a que pararon por mucho tiempo.

Agregó que están buscando préstamos para capitalizarse, porque las ventas no permiten abastecerse de insumos como quisieran, pero los bancos están renuentes a dárselos por considerarlos negocios de alto riesgo.

De todos modos, no deja de ser una situación complicada para las franquicias que van al día, porque muchos rentan locales en plazas comerciales o en el Centro Histórico, cuyas rentas los dueños han ofrecido esperarlos para que paguen, abundó.