Puebla, Pue. El secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, ratificó que en el presente año no está considerado dar más denominaciones de Pueblos Mágicos, por lo que sólo se enfocarán en fortalecer el programa de apoyo Barrer y Pintar, para los 121 municipios del país con esa distinción. 

En su visita a Puebla para la presentación del XXX Congreso de la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo (Conpeht) Puebla 2020”, comentó el compromiso es ayudar a las localidades para mejorar su imagen urbana, pero a su vez se deben sumar sus autoridades en los trabajos que se hagan. 

“Por primera vez vamos a hacer el programa de Barrer y Pintar los 121 Pueblos Mágicos, las autoridades se olvidaron de hacer esta labor, y ahora nosotros estamos listos para de ir de la mano con los estados y municipios, para llevar a cabo esta transformación”, dijo el funcionario federal. 

No obstante, señaló que si hicieran una auditoría severa de los actuales municipios con esa distinción, muchos no pasarían, pero “tampoco no vamos a enfrentarnos con los alcaldes y gobernadores”. 

Asimismo, dijo que a la par de contribuir a mejorarlos, también piden que los ayuntamientos hagan su labor de reubicar a los vendedores informales, que es uno de los requisitos que se exige para los que tienen esa denominación y los que aspiren a ella en un futuro. 

Mercado interno 

El secretario federal recordó que en Pachuca, Hidalgo, se realizará por primera vez el Tianguis Turístico de Pueblos Mágicos, que antes era una feria sin trascendencia, a la que serán invitados turoperadores, aerolíneas y transportistas de bajo costo, para fortalecer su mercado interno. 

No obstante, Torruco Marqués reconoció que los municipios cuando reciben la distinción sólo suben entre 6.0 y 6.5% la ocupación hotelera, por ello invitó a los prestadores de servicio en las 121 localidades para que se profesionalicen en la atención y, con ello, tengan más visitas. 

Sobre el evento del Conpeht que será en octubre del próximo año, sostuvo que posicionará a Puebla como la capital de la enseñanza turística, en el cual se esperan alrededor de 2,000 estudiantes, docentes y directores de planteles de las carreras afines, proveniente de varios países. 

Asimismo, añadió que la derrama económica por cada asistente será de entre 500 y 600 dólares, lo cual tiene un impacto positivo para los prestadores de servicios locales. Admitió que tampoco los planes de estudios de las escuelas enfocadas al turismo están respondiendo a la demanda y por ende se deben mejorar con base a la competencia laboral. 

También el funcionario federal recorrió la reserva de la biosfera de Cuicatlán-Tehuacán, la cual calificó como una “amazonas” a la cual se saca provecho turísticamente. 

[email protected]