Cancún, QR. El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) concretó la donación de dos lotes en la zona urbana de Cancún, con la finalidad de contribuir a la consolidación del proyecto del Puente Vehicular Nichupté y como parte del ordenamiento urbano que viene aparejado con el Tren Maya.

Durante una reunión que fue encabezada por Alejandro Varela Arellano, director jurídico de Fonatur, se celebró la escritura correspondiente con la presencia de Eduardo Ortiz Jasso, director general de la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo (Agepro), en representación del gobierno del estado.

Dichos predios están marcados como Lote 2A y Lote 2C que se encuentran ubicados en la Supermanzana 10, Manzana 2 de Cancún, frente a la Avenida Bonampak y cerca del distribuidor vial del Bulevar Luis Donaldo Colosio.

Con base en el acuerdo, estos inmuebles serán utilizados para la construcción de rampas de acceso y gasas que conectarán con la Avenida Bonampak, lo que dará inicio a la estructura del futuro puente que atravesará la Laguna Nichupté para comunicar la zona urbana con la zona hotelera.

El Lote 2A tiene una superficie de 2,155.89 metros cuadrados, mientras el Lote 2C abarca 3,063.24 metros cuadrados, mismos que fueron otorgados en donación con la autorización del Comité Técnico de Fonatur a nivel nacional para la realización del citado proyecto.

El Puente Nichupté está a cargo del gobierno de Quintana Roo bajo un esquema de Asociación Público Privada (APP), cuyo monto de inversión se estima en 4 mil 675 millones de pesos.

Por su parte la Agepro informó que el Puente Vehicular Nichupté es un proyecto de infraestructura que plantea una conexión de 8.6 kilómetros de longitud entre el centro urbano de Cancún y la zona hotelera, lo cual permitirá reducir de manera significativa los tiempos de traslado.

Detalles técnicos

En diciembre del 2020, el Congreso del estado aprobó el proyecto del Puente Nichupté bajo un esquema de APP, con una inversión estimada de 4,675 millones de pesos, de los cuales 2,675 millones (57%) serían cubiertos por el desarrollador del proyecto (empresa privada) y 2,000 millones (43%) a través de un apoyo federal, los cuales finalmente no fueron incluidos en el paquete presupuestal del gobierno federal para el 2022.

Sin embargo, en el presupuesto 2022 del gobierno federal no se asignaron recursos para este proyecto, por lo que apenas en octubre de este año, el mandatario, Carlos Joaquín González, dio a conocer que el puente se realizará con recursos 100% de la Iniciativa Privada, además de que en breve se licitará la obra.

Joaquín González insistió en que el gobierno del estado no aportará recursos ya que la Iniciativa Privada financiará por completo el proyecto.

“El Puente de la Laguna Nichupté por supuesto que se va a llevar a cabo, estará en licitación en breve, será un puente 100% de la iniciativa privada, en una asociación público-privada, y saldrá a licitación en los próximos días, una vez que esté lista la Manifestación de Impacto Ambiental”, declaró.

El puente es un proyecto de infraestructura que plantea una conexión de 8.6 kilómetros de longitud entre el centro urbano de Cancún y la Zona Hotelera, lo que permitirá reducir considerablemente los tiempos de traslado y los costos generalizados de viaje, según la Agepro.

Estiman dos años para la construcción de la obra y se espera que funcione por medio de peajes al menos durante 28 años, tiempo en el cual los ingresos por derecho de peaje quedarán como recursos del estado a través de un Organismo Operador por parte del gobierno, y estarán afectados a un fideicomiso de administración y pago para la correcta operación del proyecto y su mantenimiento.

estados@eleconomista.mx

rrg