Puebla, Pue. Dos empresas de cosmetología, originarías de Francia, trabajan con productores de lavanda mediante contratos de agricultura desde hace cinco años para asegurar la proveeduría de 30 toneladas al mes de esa planta, lo que beneficia a 20 ejidos de los municipios de Santa Rita Tlahuapan y Tehuitzingo en Puebla. 

Manuel Cossio de la Garza, presidente de la agrupación Sistema Producto que se formó con este incremento de la producción a raíz de los contratos, explicó que luego de años de experimentar en la reproducción de esta planta y ver que se adaptaba al clima frío y caluroso, encontraron una nueva oportunidad de mejores ingresos. 

Bajo este tenor, explicó que los 80 productores de esas dos localidades han concretado la venta de sus cosechas con esas empresas, con un incremento de 20% de la producción anual que se genera en 35 hectáreas y que hay el plan de extenderlas al doble en cinco años, debido a que es redituable. 

Comentó que han recibido el apoyo de las industrias para construir invernaderos y que las plantaciones sean de calidad para la fabricación de artículos de belleza y aseo personal. 

La ganancia anual es de 40 millones de pesos y generan 300 empleos en la cosecha que es entregada a las empresas para su procesamiento en sus fábricas que tienen en el país. 

Puntualizó que el sistema producto aún no ha sido reconocido por las autoridades estatales para dar apoyos en tecnificación de la actividad, por lo que han sido los propios campesinos que han invertido en sus procesos. 

Destacó que la lavanda es una planta que no requiere mucha agua, ya que puede durar más de 20 años con buenos cuidados, siendo en México donde se tiene muchos terrenos para su siembra. 

Integrar a más productores  

Comentó que están invitando a floricultores de la región sur y centro del estado para que adopten esta planta, con el objetivo de que tengan otra forma de ingreso, en lugar de sólo depender de la venta de rosas. 

“Hay demanda y empresas de cosméticos que buscan esta flor, con la cual también se hacen productos de limpieza y que pequeñas fábricas nacionales requieren para procesar”, apuntó. 

Sobre exportaciones, dijo que es otro de los proyectos, pero depende de sus actuales clientes, quienes no han tenido una intención al respecto, ya que la fragancia no es tan conocida en Europa, pero que requeriría tener más hectáreas sembradas. 

Cossio de la Garza sostuvo que si el campo requiere un ejemplo de diversificación, la lavanda es una opción tangible cuyos resultados están comprobados si se quiere impulsar en la entidad, sin que los productores dejen de sembrar granos como maíz y fríjol, estos últimos para el autoconsumo.