La firma queretana El Caserío invirtió 2 millones 650,000 pesos el año pasado en la remodelación de sus instalaciones, con la finalidad de diversificar su mercado, informó el creador de la marca, Sergio Salmón Franz.

Lo que anteriormente era un concepto, se convirtió en tres espacios: Caserío, Faz y Qbo.

Explicó que Faz es un espacio al frente tipo rostro, con una capacidad de aproximadamente 120 personas; está dirigido a un nicho de mercado que gasta un poco menos y es más informal.

Mientras que el Qbo, un centro de espectáculos, le da -al Caserío- un valor agregado, puesto que brinda la oportunidad de que se realizan reuniones informales, no de mantel largo, como es el concepto del restaurante, cuya capacidad es de 150 personas aproximadamente, precisó Sergio Salomón.

Indicó también que se mantiene el concepto de restaurante de mantel largo de El Caserío, dirigido principalmente al sector empresarial, tiene una capacidad aproximada para 260 y 280 personas.

El emprendedor expuso que no sólo fue la inversión de infraestructura, sino también en equipamiento, de Faz fue relativamente poco porque únicamente se generaron los accesos, pues se comprendió lo que realmente se quería hacer. Pero en donde sí se invirtió más fue en el Qbo: calculo que la inversión fue de alrededor de 2 millones 650,000 pesos entre los tres espacios .

La remodelación significó la contratación de al menos 13 personas más, por lo que se pasó de 55 a 68 empleados en total, además de los eventuales contratados para la temporada navideña, en donde se llegó a tener hasta 78 empleados, aseguró Salomón.