Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León advirtió que el Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero tendrá un bajo crecimiento durante 2015 y 2016, de apenas 2%, debido a la falta de incentivos fiscales, una dura competencia con las importaciones chinas y dada la desaceleración en Estados Unidos, lo que se traduce en una débil demanda de exportaciones.

Eduardo Garza T, Junco, presidente de la Caintra, enfatizó que de todos los factores, la política fiscal es determinante para este escaso crecimiento.

Explicó que en la Ley de Ingresos 2016, el gobierno escuchó a los industriales en algunos puntos; sin embargo, dijo, en la deducción inmediata de inversiones de empresas con ingresos hasta 50 millones de pesos, aunque va en la dirección adecuada, está lejos de lo que se necesita.

Por otra parte, ante la expectativa que los precios del petróleo ronden en 50 dólares por barril, en el 2016, dijo que necesariamente los ingresos tendrían que provenir de la Iniciativa Privada (IP).

Como cámara, creemos no es la estrategia adecuada; fuimos vocales al decirlo, a la hora de estar cargando esa necesidad de ingresos federales (a las empresas), están evitando la inversión que se requiere , argumentó.

Y destacó: Estamos decepcionados, no fue un paquete en pro de la inversión y el crecimiento .

Desaceleración en EU

Para la Caintra resulta preocupante el entorno económico con un dólar fuerte, una tendencia a la baja en la mayoría de los sectores industriales de Estados Unidos.

Esta desaceleración ha reducido las importaciones manufactureras de Estados Unidos, de 42,585 a 40,080 millones de dólares en agosto de 2015, y dado el encadenamiento de México con EU, las exportaciones presentan retrocesos, de 3.7% el año pasado a -0.6% a septiembre.

Así lo indica el análisis económico de coyuntura de Caintra.

Falta inversión pública

Los industriales mantienen su postura respecto a que la inversión en obra pública por parte del gobierno federal debe incrementarse.

Recalcó que aunque es comprensible la complejidad del entorno mundial, no se vio en la política fiscal, la deducibilidad de inversiones en infraestructura, ni en las prestaciones laborales.

[email protected]