Guadalajara, Jal. Aunque las exportaciones jaliscienses no se han detenido, durante el segundo semestre del año el comercio exterior de la entidad se podría contraer debido a la incertidumbre generada por el futuro de la relación comercial con Estados Unidos.

“Con lo que está sucediendo ahorita y los efectos que pueda tener, puede haber una contracción de entre 5 y 10%, es muy difícil predecirlo. No vamos a dejar de exportar, eso es un hecho, pero podríamos enfrentar una contracción si lo que viene por delante es que nos impongan ciertos aranceles”, dijo a El Economista el presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) de Occidente, Miguel Ángel Landeros Volquarts.

Detalló que la contracción de las exportaciones dependerá de si Estados Unidos decide imponer aranceles a otros productos de origen mexicano.

“México respondió a la imposición de aranceles con otros aranceles a productos de Estados Unidos, y no ha habido una respuesta en ese sentido, que ya sería una escalada en esta antesala de una guerra comercial. Mientras eso no suceda, lo que va a suceder en comercio exterior es que algunos productos van a llegar más caros o ya no van a llegar a México; ése es el tema de compras en el extranjero. Pero nosotros seguimos exportando”, indicó Landeros Volquarts.

Según el dirigente de los exportadores, hasta ahora, los aranceles impuestos al acero y aluminio mexicanos han afectado “muy poco” al comercio exterior jalisciense; “le pegan más a otros estados, por eso es que nosotros seguimos con nuestras mismas proyecciones, prácticamente”.

Recordó que durante el año pasado, las exportaciones jaliscienses ascendieron a 48,401 millones de dólares y anticipó que este 2018 podrían alcanzar los 50,000 millones de dólares, a pesar de la caída pronosticada para la segunda mitad del año.

Con actual acuerdo

El presidente del Comce de Occidente insistió en que aun cuando no se haya concretado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) 2.0, las exportaciones hacia Estados Unidos continúan con el actual acuerdo comercial.

“No tenemos un tratado modernizado pero tenemos un Tratado de Libre Comercio 1.0; ese tratado sigue funcionando y sigue vigente, nadie lo ha denunciado y si lo hubieran querido denunciar, pues ya se habría hecho desde hace mucho. Está vigente y con ese seguimos exportando”, reiteró.

De acuerdo con las proyecciones de Miguel Ángel Landeros, en lo que resta del 2018 las empresas exportadoras del estado de Jalisco seguirán vendiendo a Estados Unidos y Canadá con base en el tratado vigente.

“Hasta el 2019 podríamos ver alguna posibilidad que se pudiera modernizar, porque vienen las elecciones en México y vienen las elecciones intermedias en Estados Unidos en noviembre”, puntualizó.

Recuento

Ante la medida de Estados Unidos de aplicar aranceles al acero y aluminio procedentes de México, Canadá y la Unión Europea en 25 y 10% respectivamente, el pasado 5 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se modifica la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación, el decreto por el que se establece la Tasa Aplicable durante el 2003, del Impuesto General de Importación, para las mercancías originarias de América del Norte, y el decreto por el que se establecen diversos programas de promoción sectorial.

Es decir, México impondrá aranceles de entre 5 y 25% a la Unión Americana en productos de acero, modalidades de carne de puerco, tipos de queso, manzanas, papas, arándanos rojos, whisky Tennessee o Bourbon, por citar algunos.

estados@eleconomista.mx