Los conflictos que se desarrollaron a inicio del año, como la toma de vías férreas en Michoacán, la huelga en las fábricas de Tamaulipas, una alta dependencia comercial hacia Estados Unidos, y un panorama económico nacional incierto, provocaron que en el primer trimestre del año todas las regiones del país perdieran fuerza en las exportaciones industriales, coincidieron especialistas.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en los primeros tres meses del 2018, las ventas fabriles al exterior en México manejaron una tasa de crecimiento anual de 10.6%, mientras para igual periodo del 2019 la variación fue de 4.7%, es decir, 5.9 puntos porcentuales menos.

La única región que presentó una caída anual en exportaciones industriales fue centro-norte (3.6%), debido a descensos en Sinaloa, Baja California Sur y Zacatecas; el sur-sureste presentó el menor aumento y la mayor pérdida de ritmo (33.2% en el primer trimestre del 2018 y 0.02% en igual lapso de este año).

Para el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz Gallegos, el menor dinamismo exportador es resultado de los problemas que hubo a principios de año en el país: la toma de vías férreas en Michoacán por parte del magisterio y el desabasto de combustible.

“Los meses de enero y febrero fueron muy complicados, se desarrollaron dos fenómenos: el primero fue que en Michoacán, por el problema magisterial, se tomaron por la fuerza las vías férreas; el segundo obstáculo que surgió fue el desabasto de combustible (derivado de la guerra contra el huachicol). Ambos sucesos en conjunto afectaron el traslado de mercancías en el centro y el Bajío, impidiendo que se desarrollaran de manera positiva las exportaciones”, sostuvo.

El director del IDIC aseguró que estos acontecimientos afectaron de manera principal a las regiones del sur-sureste, centro y centro-norte, porque son las que más dependen del traslado de mercancías vía carretera y férrea.

“Es evidente que si se interrumpen las principales vías de comunicación de estas regiones, hay consecuencias para el traslado de mercancías, por ende, se ven afectadas sus exportaciones”, sostuvo.

José Luis Guardado, docente de la Unidad Académica de Economía de la Universidad Autónoma de Zacatecas, indicó que otro factor que debe tomarse en cuenta es que desde el año pasado hay incertidumbre sobre el futuro comercial con Estados Unidos.

“El hecho de que la relación que hay entre Estados Unidos y México se encuentre vulnerable ha provocado que la producción industrial se reduzca y por ende, las exportaciones también. Somos una economía dependiente de esta nación”, mencionó.

El académico explicó que por lo mismo se debe desarrollar una estrategia a largo plazo para acceder a más mercados internacionales.

Destacados

A pesar de la debilidad exportadora de la región sur-sureste, estos primeros tres meses del año destacaron los crecimientos de Quintana Roo (2,135.5%), Guerrero (25.0%), Campeche (7.7%), Veracruz (5.0%) y Yucatán (5.0 por ciento).

Sobre Campeche, José Luis de la Cruz refirió que este incremento es muestra de que se apostó por una reformulación. “Efectivamente, en los últimos años Campeche se mostró vulnerable por su alta dependencia al sector petrolero, sin embargo, los resultados en las exportaciones están mostrando que hicieron un cambio, junto a su estrategia de diversificación económica apostaron por una reformulación para poder nuevamente exportar, esto puede ser en que aumentaron la producción de objetos de valor agregado”.

“Para los casos de Quintana Roo y Guerrero, lo que vemos es que también están apostando por las actividades industriales, de alguna forma están reformulando sus vocaciones económicas”, agregó.

En la región centro del país resalta que sólo Morelos exhibió una caída en exportaciones industriales (8.0%), mientras el mayor incremento se dio en Tlaxcala (8.1 por ciento).

Al respecto, Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), señaló que lo que ocurrió en Morelos se debe a que fue una de las entidades más afectadas por el desabasto de combustible, “y también a que en los últimos años se ha desarrollado una estrategia económica enfocada a dar impulso a las actividades terciarias.

“Tlaxcala presentó un efecto rebote, por lo mismo, se notó un incremento significativo. También se ha desarrollado una política estatal enfocada a levantar su economía”, enunció.

Bajío

El Bajío fue uno de los motores económicos en los últimos años. En el primer trimestre del 2019 sus exportaciones fabriles ascendieron 3.2% anual, frente a 11.2% en los primeros tres meses del 2018.

De esta región, únicamente Guanajuato presentó una caída en el indicador (6.5%) y Aguascalientes, la mayor variación anual (25.0 por ciento).

Ante este panorama, José Gil Gordillo Mendoza, secretario de Comisiones del Colegio de Economistas de Aguascalientes, explicó que las exportaciones del Bajío se vieron afectadas por el desabasto de combustible, la toma de vías férreas, así como una relación tensa con Estados Unidos.

“A inicios de año hubo un cierre de fronteras entre Estados Unidos y México; por muchos días la mercancía trasladada vía carretera se vio parada. Somos altamente dependientes del vecino de la Unión Americana, cualquier cambio puede afectarnos”, puntualizó.

Ahondó que Aguascalientes salió adelante gracias a que en los últimos dos años ha recibido la llegada de diversas empresas provenientes de Asia y Europa, “por lo mismo, las exportaciones se han dirigido hacia esos dos continentes”.

“Sabemos que estos resultados de exportaciones son buenos para Aguascalientes, sin embargo, si se quiere que las economías del Bajío y de Jalisco crezcan por la Alianza Centro-Bajío-Occidente, queda mucho trabajo por hacer”, puntualizó.

El motor

Las exportaciones manufactureras en la frontera norte de México crecieron 6.6% en el periodo enero-marzo del 2019, contra 6.8% un año antes. Los anterior significa que la desaceleración no fue tan pronunciada en esta región y, además, fue la mayor variación en todo el territorio nacional. Esta zona concentra 55.3% de las exportaciones del país.

El presidente del Colegio Estatal de Economistas de Baja California, Domingo Ramos Medina, consideró que este resultado es positivo considerando el panorama de incertidumbre al inicio de año.

“El actual gobierno federal ha dado mucho apoyo a la frontera norte con los incentivos de la zona libre, por lo mismo, los gobiernos estatales han tenido más margen de maniobra para poder efectuar alianzas con las autoridades estatales del sur de Estados Unidos. Otro factor que se debe reconocer es que en esta parte del país no hubo desabasto de combustible”, aseveró.

No obstante, Ramos Medina añadió que uno de los factores que no permitieron una tendencia de aceleración en la frontera norte fue el conflicto en Tamaulipas, con la huelga en Matamoros, “ya que si ésta se hubiera resuelto de forma inmediata y eficaz, las exportaciones hubieran ido en mejor camino”.

“También, el norte del país está teniendo más participación en las exportaciones debido a que las demás regiones no mostraron un buen comportamiento”, concluyó.

[email protected]