Los gobernadores de Querétaro, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato y Jalisco presentaron a la Presidencia de la República la Alianza Centro-Bajío-Occidente, una iniciativa que cuenta con el apoyo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), para potenciar en sus estados el desarrollo económico y la inversión a través de una plataforma logística.

Aseguraron que la derrama económica que se produzca en las entidades que conforman la alianza podría ayudar a su vez a potencializar a la región sureste del país, como desea el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En Palacio Nacional, los presidentes del CCE, Carlos Salazar, y de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, se reunieron con el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, los mandatarios de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, de Aguascalientes, Martín Orozco, de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, y de Jalisco, Enrique Alfaro, para exponer los objetivos de la Alianza Centro-Bajío-Occidente.

Gustavo de Hoyos aseveró que la iniciativa pretende que el gobierno federal etiquete recursos en el Presupuesto de Egresos del próximo año para potencializar la industrialización de la región, mientras que la Iniciativa Privada acompañaría a los gobiernos de los estados en sus políticas públicas e inversión.

“Que el gobierno federal ponga en el radar la importancia de detonar proyectos regionales en esta zona del país, enhorabuena por los proyectos en otras regiones (sur- sureste); pero aquí (en el Bajío y occidente) se está generando buena parte de la riqueza y atracción económica del país”, comentó.

Importancia

Domínguez Servién explicó que plantearon a Alfonso Romo que la región registra un crecimiento económico promedio de 4.4% y es la que más empleo y riqueza genera, así como en la recaudación de gravámenes federales como el Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto Sobre la Renta y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.

“Se tiene que privilegiar, no descuidar esta región Centro-Bajío-Occidente, para que de estos recursos que se mandan, de esa riqueza, se inyecte al sur-sureste. No estamos tratando de regionalizar al país, ni lo vamos a hacer, por eso venimos con el gobierno federal, y la conclusión es también detonar proyectos de infraestructura aérea, ferroviaria, que garantice seguir potencializando la riqueza; y dentro de ello, estamos pidiendo que en no más de 30 días ya lo presentemos al presidente de la República, y que nos metan en la discusión del presupuesto que tienen que armar en agosto para presentarlo al Congreso”, comentó el también presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Cuestionado sobre si el gobierno federal privilegia el gasto en el sureste del país, consideró que no, porque esta alianza se ha construido desde noviembre del 2018 (Acuerdo de San Miguel).

“Si la idea del presidente es que el país crezca 4%, vamos a 5%; aportamos al crecimiento del sur, y que la riqueza que generamos en la región no se descuide”, comentó.

Hizo un llamado a la certeza de las inversiones en la región, que tiene como fortalezas a las industrias automotriz, aeroespacial y agroalimentaria, que se genere infraestructura y haya seguridad pública.

[email protected]