En México, los contribuyentes no perciben el Estado de Derecho, la equidad, transparencia o que no haya corrupción, por ello, el próximo sexenio del gobierno federal deberá adoptar el Estado social democrático de Derecho, consideró Rodrigo Muñoz Serafín, presidente de la Junta Nacional Directiva de la Academia Mexicana de Derecho Fiscal.

Al disertar sobre la reforma hacendaria y los derechos de los pagadores de impuestos en el Museo de Arte de Querétaro, invitado por la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) Centro-Pacífico, advirtió que otra de las exigencias en el país es retomar el principio de la buena fe del contribuyente.

Porque está manifestado en la Ley Federal de Derechos del Contribuyente, que no se toma en cuenta con leyes tan complejas y requerimientos de información, porque hay una desconfianza si está cumpliendo o no , manifestó.

Un sistema democrático de Derecho, opinó, permitiría lograr la igualdad entre todos los contribuyentes y el acceso a la transparencia del ejercicio del gasto.

El contribuyente debe estar más involucrado y observador de que los ingresos no se lleven al gasto corriente, es decir, de nóminas de los poderes, sino realmente a programas sociales , acotó.

Reflexionó que existen estudios en los que se comprobó que el contribuyente paga impuestos por cómo concibe al Estado, porque perciben que viven en un Estado de Derecho en el cual no hay tratos inequitativos, que si se analizan son derechos humanos.

Los contribuyentes se están dando cuenta de exigir mayor transparencia, tratos igualitarios y que no haya corrupción , dijo.